Según los resultados de la Encuesta de Ocupación Turística que realiza periódicamente Turespaña , la ocupación de la Semana Santa en España ha sido del 76%. A pesar del mal tiempo y las intensas lluvias en gran parte del país, la ocupación total ha sido muy similar a la del año pasado (76,8%).

El nivel de ocupación en los hoteles se ha situado en el 82,7%, 4,2 puntos porcentuales superior al 78,5% de 2018. Si nos fijamos en las Comunidades Autónomas, los mayores niveles de ocupación hotelera se han dado en Andalucía (88%), Cataluña (87%), País Vasco (87%) y (86%).

Atendiendo a su variación respecto a la Semana Santa de 2018, las Comunidades Autónomas del norte de España han presentado aumentos notables en su ocupación. Destaca especialmente , que ha superado sus previsiones hasta alcanzar un nivel de ocupación del 81%, (+16,8 puntos porcentuales respecto al año anterior). (83% y +10,3 puntos), (84% y +9,5 puntos), (82% y +6,9 puntos) y País Vasco (87% y +6,8 puntos) han mostrado también destacados incrementos en su ocupación.

Por otro lado, el levante español y las islas han visto frenadas sus expectativas y han mostrado moderados incrementos como en el caso de (80% y +2,1 puntos) y Comunidad Valenciana (83% y +0,8 puntos), o incluso leves descensos como Canarias (84%, -1,0 puntos). Cataluña, por su parte, alcanza el 87% de ocupación (+7,6 puntos), propiciado principalmente por el turismo de ciudad.

Respecto a las ciudades, la ocupación se ha situado en el 83%, 5 puntos más respecto al año anterior, y todas las ciudades presentan incrementos en sus cifras. Los mayores niveles de ocupación se han dado en Granada y (92%). Además, destaca de manera especial que, con un nivel de ocupación del 90%, supera en 9 puntos sus previsiones y registra un fuerte incremento de casi 20 puntos respecto a la ocupación del 70% registrada en la Semana Santa de 2018. , con un 89% de ocupación (+10,4 puntos), ha mostrado también cifras significativamente mejores a las de la Semana Santa de 2018.

La secretaria de Estado de Turismo, , considera una buena noticia que la ocupación esta Semana Santa “se haya mantenido en niveles similares al año pasado a pesar del mal tiempo que ha habido en algunos de los principales destinos”.