Critica que Sánchez esté entregado a los independentistas y negociando la soberanía nacional “en la mesa de la vergüenza”.

Lamenta que el Gobierno solo tenga interés en negociar las cuestiones presupuestarias con los independentistas, pese a la mano tendida por para los PGE. “Sánchez quiere que existan españoles de primera y de segunda. Quiere privilegios para unos pocos, para los independentistas catalanes, y agravios para el resto de los españoles”, afirma.

Afirma que “hay una evidente bajada de brazos por parte del ”, en lo que se refiere a seguir creando empleo y crecimiento económico y critica que el Ejecutivo anuncie unos presupuestos con más gasto y una subida de impuestos de 7.000 millones. “Es un primer paso para volver a las recetas del PSOE”, señala.

Cree que los PGE van a ser muy parecidos a los que los socialistas intentaron aprobar en 2019, en los que se programaba un gran incremento de la inversión en Cataluña mientras se castigaba a con un recorte del 20%.

Reclama que el Gobierno pague a Galicia los 200 millones que le adeudaba por el IVA y los 170 millones de incentivos correspondientes al buen comportamiento fiscal de los años 2017 y 2018.