​En relación al llamamiento masivo de la donación de órganos a través de las redes sociales y otros medios de comunicación, donde recogen el caso de Carlota, una niña que necesita un trasplante de corazón, la Organización Nacional de Trasplantes desea puntualizar lo siguiente:

  • La ONT entiende la angustia de las familias, amigos y allegados cuando se necesita un trasplante, especialmente cuando el paciente es un niño o un recién nacido y su buena intención con este tipo de iniciativas.
  • Los llamamientos masivos a la donación de órganos y/o tejidos no consiguen el efecto deseado y pueden ser contraproducentes y contribuir a incrementar la ansiedad de otros pacientes y familiares en lista de espera.

  • Agradecemos el interés de los medios de comunicación por la donación y el trasplante pero recuerdan la importancia de respetar el sufrimiento de las familias en momentos tan difíciles.

  • El trasplante cardíaco en los niños más pequeños está condicionado por la bajísima mortalidad infantil que afortunadamente existe en nuestro país, por el tamaño de su caja torácica y por su grado de compatibilidad con el posible donante. Pese a estas dificultades, el sistema español de trasplantes, liderado por la ONT, acaba de poner en marcha un Programa Nacional para mejorar el acceso de los pacientes más pequeños al trasplante cardíaco, incluso en aquellos casos en los que existe incompatibilidad entre donante y receptor.

  • El sistema español de trasplantes está basado en los principios de solidaridad, transparencia, equidad y anonimato. Todos los coordinadores hospitalarios de donación y trasplante se esfuerzan cada día para que los posibles donantes fallecidos - tanto infantiles como adultos - puedan hacer efectiva la donación de órganos, contribuyendo de esta forma a salvar vidas.

  • También queremos agradecer la confianza depositada en el sistema español de trasplantes y en los profesionales sanitarios.