El secretario general, , aseguró hoy que el comunicado de ETA en el que lamenta el daño causado y pide perdón a las víctimas es “el reconocimiento por parte de la banda terrorista de que fue derrotada por la democracia española”. “Han tardado en reconocerlo, pero al final la realidad se ha impuesto y la realidad es que ETA fue derrotada por la democracia española hace tiempo cuando anunciaron el fin de la violencia y dejaron de matar, es decir, en octubre de 2011”, señaló Sánchez en una rueda de prensa en Ferraz.

A su juicio, “esta victoria de la democracia es una victoria amarga, porque a lo largo de estas décadas de combate de la democracia española frente al totalitarismo de ETA hemos dejado atrás a mucha gente: cientos de personas que fueron asesinadas por ETA, otros tantos familiares o personas que de manera directa o indirecta sufrieron el terrorismo de ETA, o personas que todavía sufren las secuelas de los atentados”.

Víctimas todas ellas que “no merecían sufrir el zarpazo de la sinrazón de ETA” y que “saben que cuentan con el abrigo, el apoyo, el amparo y, desde luego, también el reconocimiento y el respeto del Partido Socialista Obrero Español y del conjunto de la sociedad española ante su sufrimiento”.

“Mi recuerdo, en nombre del PSOE, a las víctimas del terrorismo; a sus familiares; a los concejales y concejalas del País Vasco que sufrieron en primera persona la presión de ETA por defender los valores de todos; a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado; a los jueces y fiscales que lucharon contra ETA; a los militantes de todos los partidos políticos que vieron caer a compañeros suyos por defender el modelo de sociedad de todos y todas; a los compañeros y compañeras socialistas de Euskadi, porque estuvieron en primera línea defendiendo los valores de la paz y la libertad, y también al conjunto de la ciudadanía española”.

El secretario general quiso recordar también especialmente la figura de tres personas “que lideraron y culminaron el esfuerzo de generaciones de servidores públicos en ese combate de la democracia frente a ETA: el presidente Zapatero, el vicepresidente entonces y ex secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el compañero de la CEF y ex lehendakari, Patxi López”. “Ellos culminaron una tarea de la democracia que duró generaciones y décadas y pusieron fin a la violencia en octubre de 2011”.

En cualquier caso, y esperando que este comunicado “sea el punto y final de ETA”, Sánchez apuntó que “queda mucho por hacer para los demócratas”. En primer lugar,-dijo- pensando en las generaciones de hoy, “los demócratas tenemos la tarea de que no se reescriba la historia en el País Vasco”. En segundo lugar, “la izquierda abertzale tiene también que reconocer y asumir su responsabilidad”. Y, en tercer lugar, resaltó que “la unidad de todos los demócratas frente a la lacra del terrorismo tiene que ser una de las principales lecciones que tenemos que asegurar y fortalecer en el combate que tenemos ahora contra otro tipo de terrorismo, como es el yihadista”.

Caso Cifuentes

Respecto al caso Cifuentes, Pedro Sánchez ha vuelto a exigir hoy a la presidenta de la “que fije fecha y hora a la moción de censura” presentada por el PSOE, pues no tiene sentido tener pendiente “sustanciar” esa moción al Gobierno y que “se estén celebrando plenos y aprobando de manera urgente leyes tan importantes como la Ley del Suelo, con el apoyo de PP y Ciudadanos”.

También le ha pedido a Rivera y a Ciudadanos “que reconsideren su posición” porque “después de Aguirre, González y ahora Cifuentes, si algo queda claro es que éste no es un problema de nombres, es un problema de siglas. Y que la corrupción del PP no se soluciona buscando un sustituto” a Cifuentes “del ”; “la solución” pasa por “abrir un nuevo tiempo”, “apoyar la moción de censura” y “permitir que sea Ángel Gabilondo el presidente de la Comunidad de Madrid”.

Intervención en el Congreso del SPD

Sánchez se ha referido también a su intervención este domingo en el Congreso de los socialistas alemanes, donde, por un lado, afirmará que “la causa que estamos defendiendo en Cataluña” el conjunto de fuerzas políticas constitucionales frente al secesionismo “es una causa Europea” y que “el europeísmo que abraza la socialdemocracia es incluyente, integrador, solidario y reconoce la fuerza y la legitimidad de Estado social y democrático de Derecho”. También que, “lógicamente, la izquierda no puede reconocerse” en las ideas del secesionismo; “un sentimiento y una opinión que, me consta, es también compartido por los compañeros del SPD”, subrayó.