En esta segunda sesión, los líderes han abordado el próximo ciclo institucional con la participación de la presidenta electa de , , sobre la contribución de la Comisión a la puesta en marcha de las prioridades de definidas en la Agenda Estratégica 2019-2024 aprobada en el Consejo Europeo de junio.

Asimismo, el Consejo ha mantenido un debate sobre el estado de las negociaciones del Marco Financiero Plurianual (MFP) en torno a tres aspectos claves: tamaño del presupuesto, reparto entre las principales rúbricas y condicionalidades asociadas al MFP. El ha mantenido desde el principio una firme posición europeísta y constructiva, sin embargo, el Ejecutivo pide una mayor ambición para la hoja de ruta y el calendario para lograr un acuerdo equilibrado a final de año. España defiende que la Unión Europea necesita un presupuesto comunitario ambicioso para el desarrollo de las políticas que requiere la Unión y que refleje también las prioridades de la nueva Comisión. Es decir, se debe combinar al tiempo el mantenimiento de las políticas tradicionales (Política Agrícola Común-PAC y Cohesión), junto a una dotación suficiente para las nuevas prioridades (transición ecológica, migración, digitalización).

Sobre la emergencia climática, el Consejo se reafirma en que la estrategia europea a largo plazo en materia de cambio climático ha de estar lista para finales de este año para ser presentada a principios de 2020, y que la Unión Europea está dispuesta a seguir liderando una transición verde socialmente justa en aplicación del Acuerdo de , y en los términos expuestos en la pasada Cumbre del Clima de la en . En este sentido, Sánchez ha pedido mantener la ambición a largo plazo en la lucha contra la emergencia climática, con el fin de alcanzar la neutralidad climática en 2050 y fijar un objetivo de reducción de emisiones de -55% para 2030.

Pedro Sánchez ha manifestado también el compromiso de España con la necesidad de profundizar en el Mercado Único para adaptarlo a la nueva era digital. El presidente ha reclamado en este sentido reforzar la competitividad europea e invertir de manera decidida en tecnologías como la , cuya Estrategia Europea se espera ver a principios del 2020. Ha pedido adaptar nuestra política comercial a los nuevos retos, “para protegernos ante las prácticas desleales de terceros Estados” y dar pasos en la armonización fiscal, y muy especialmente en lo que respecta a la fiscalidad de las empresas digitales.

Ha recordado los grandes avances alcanzados para el reforzamiento de la Unión Económica y Monetaria y hacia la creación de un presupuesto común del euro, y ha pedido adoptar de forma urgente el sistema Europeo de Garantía de Depósitos que culmine la Unión Bancaria y avanzar hacia el Seguro Europeo de Desempleo, tal y como propone la presidenta Úrsula von der Leyen en su programa para la Comisión.

Condena a la intervención militar turca en Siria y proceso de ampliación de la Unión Europea

Otros puntos de la agenda han sido el inicio de negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte y Albania, y en la noche de ayer la intervención militar de Turquía en Siria. En línea con la posición de España, el Consejo ha condenado las acciones militares turcas en Siria y ha recordado que hay Estados miembros, como España, que han suspendido las licencias de venta de armas a Turquía, y están aplicando sanciones.

Por último, el Consejo ha continuado el debate sobre el proceso de ampliación a Macedonia del Norte y Albania, en el que el se ha manifestado favorable a la apertura de las negociaciones, siempre y cuando no sea este un elemento de política exterior.