​Tras ser nombrado jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez ha declarado a los medios de comunicación que es consciente tanto de la responsabilidad que asume como “del momento tan complejo que vive nuestro país”.

Sánchez también ha subrayado que abordará “todos los desafíos” que tiene planteados el país “con humildad”, “con entrega”, “con mucha determinación para transformar y modernizar” el país y “para atender las muchas urgencias sociales de muchísima gente que sufre precariedad y desigualdad”.