El presidente del Gobierno, , ha comparecido ante los medios de comunicación tras comunicar oficialmente al Rey la composición del nuevo Gobierno, que se ha ido conociendo a lo largo de esta semana a través de los medios de comunicación. El jefe del Ejecutivo ha puesto en valor que la mitad de los ministros son mujeres: “España no va a volver a ser nunca más un país de mujeres sin voz”, ha sentenciado.

En todo caso, sumando al propio Sánchez, en esta ocasión el Ejecutivo es paritario (40/60) pero las mujeres no son mayoría, como ocurrió en el primer .

En todo caso, el jefe del Ejecutivo ha destacado, en su breve comparecencia sin preguntas, que la igualdad “plena y efectiva” de la mujer “impregna la integridad” del nuevo Gobierno.

Así, ha subrayado que, además de contar, “por supuesto”, con un departamento específico -el , que sólo ha existido antes durante dos años con - tres de las cuatro vicepresidencias estarán ocupadas por mujeres y la mitad de las 22 carteras serán desempeñadas también por mujeres. “España en consecuencia no va a volver a ser nunca más un país de mujeres sin voz”, ha recalcado.

52,2% DE HOMBRES FRENTE A 47,8% DE MUJERES

El Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos será paritario al contar con 12 hombres (el 52,2%) y 11 mujeres (el 47,8%), si bien ellas ya no serán mayoría, al contrario de lo que sucedió con el primer Ejecutivo socialista conformado por Pedro Sánchez en 2018.

Once mujeres estarán en el , al igual que otro 11 hombres, a los que se suma el propio líder del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

En concreto, tres mujeres serán vicepresidentas: , vicepresidenta política; , vicepresidenta económica; y Teresa Ribera, que será la vicepresidenta para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Otras ocho mujeres serán ministras y tendrán asiento en el Consejo de Ministros: Maria Jesús Montero (Hacienda y portavoz), (Igualdad), (Trabajo), Arancha González Laya (Asuntos Exteriores, UE y Cooperación), Carolina Darias (Política Territorial y Función Pública), (Educación) y (Defensa) y (Industria).

La Presidencia del Ejecutivo estará ocupada por un hombre (Pedro Sánchez), la vicepresidencia social por otro () y otras diez carteras ministeriales también tendrán liderazgo masculino.

Al contrario de lo que sucedía en el anterior Ejecutivo, en el que había 11 mujeres y 7 hombres (sumando al presidente Sánchez), en el nuevo Gobierno de coalición ellas no serán mayoría.

Aquella vez España se convirtió en el país con mayor presencia de mujeres en sus carteras ministeriales, al ocupar estas casi el 65% de los cargos del Ejecutivo configurado por el socialista Pedro Sánchez. Además, esa fue la primera vez que un Gobierno democrático español contaba con más ministras que ministros.

Eso sí, en el nuevo Gobierno de coalición Igualdad tendrá un Ministerio exclusivo, tal y como ya sucedió entre 2008 y 2010, durante la Presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero.

Precisamente ese gabinete de Zapatero fue el primero en democracia que tuvo igual número de mujeres y hombres en el Consejo de Ministros. Desde ese momento hasta la llegada de Sánchez en 2018, los gobiernos nunca llegaron a tener el 50% de mujeres.

Además, la portavoz del Ejecutivo volverá a ser una mujer ya que sustituirá a Isabel Celáa en esta función.

Sánchez ha recordado las cinco transformaciones que persigue el y que, además de la plena igualdad de la mujer, consisten en afianzar el crecimiento económico apoyándolo en la ciencia, la investigación y la innovación, así como la creación de empleo de calidad; el entendimiento territorial y reto demográfico, la justicia social, y la transformación digital y ecológica justa de la economía. Las cuatro vicepresidencias atenderán estos cuatro retos.