​La pinacoteca, con más de 675.000 visitantes el año pasado, se ha convertido en el motor de una nueva forma de entender la política cultural y el turismo que ha permitido a Málaga reinventarse y convertirse en una ciudad cultural de primera magnitud.

Este museo, inaugurado en 2003, es un ejemplo más de la posición privilegiada de la que disfruta España para crecer en el ámbito del turismo cultural, gracias a su patrimonio histórico y artístico, su diversidad, sus lenguas y su gastronomía, entre otras cualidades. En este sentido, el Gobierno apuesta por la cultura, más necesaria que nunca, y defiende que las administraciones públicas deben proteger y potenciar las industrias culturales y promover la creación artística, la investigación y la enseñanza del arte.

El Museo , con sus más de 675.000 visitantes -un 74% de ellos extranjeros-, se ha convertido en uno de los más visitados de España. Regido por la , es un núcleo de proyección e impulso cultural y social al que los ciudadanos acuden no solo para disfrutar de su extraordinaria colección -además del legado de Picasso, exhibe también obras de , , y, próximamente, de Alexander Calder-, sino también para participar en actividades didácticas e inclusivas.

Parque Tecnológico de Andalucía

Antes de acudir al Museo Picasso Málaga, el jefe del Ejecutivo, acompañado del alcalde de la ciudad, de la Torre, recorrió el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), uno de los mayores activos de esa comunidad en la generación y trasferencia de tecnología al territorio, así como una palanca para la generación de valor en el entorno. Pedro Sánchez ha visitado la sede de Accenture, que este año celebra su 25 aniversario instalada en el parque, donde ha tenido ocasión de conversar con sus trabajadores.

El PTA cuenta con 640 empresas -60 de ellas extranjeras-, y en él trabajan más de 19.000 profesionales, 1.700 de los cuales trabajan en I+D, ya que el parque cuenta con una gran presencia de compañías especializadas en las tecnologías de la información (electrónica, información, informática y telecomunicaciones) y en la investigación y el desarrollo.

Inaugurado en 1992, es un lugar idóneo tanto para la instalación de grandes multinacionales, como de pequeñas y medianas empresas, innovadoras y respetuosas con el medio ambiente. Además, recoge la excelencia científica y tecnológica que albergan las universidades. Desde 1998, el parque es la sede de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) y de la Asociación Internacional de Parques Tecnológicos y Áreas de Innovación (IASP).