​En las directrices de las conversaciones de los 27 con el Reino Unido ya quedó establecido que todos los aspectos del Brexit que afecten a Gibraltar serán objeto de una negociación directa entre los Gobiernos de España y Reino Unido y, por lo tanto quedarán recogidos en un protocolo específico dentro del acuerdo de retirada, ya que no implican a todos los socios.

En este sentido, el ya ha manifestado su intención de que Gibraltar no se convierta en el último escollo para cerrar las negociaciones de la salida del Reino Unido. El presidente del Gobierno y el negociador jefe de la UE están de acuerdo en mantener el actual calendario que prevé finalizar las negociaciones sobre el Brexit antes del de octubre.