Este es el contenido íntegro de su intervención inicial:

“En primer lugar, agradecer la acogida que ha tenido esta convocatoria de prensa, como consecuencia de la presencia tanto de la vicesecretaria general, , del secretario de , José Luis Ábalos, como la mía en una nueva reunión con la Ejecutiva Nacional del PSC.

Y quería agradecerlo en primera persona al primer secretario del PSC. Creo que durante estos últimos meses, yo diría también que durante esto últimos años , pero si nos circunscribimos a estos últimos, meses, semanas y horas, si algo se está demostrando es que el en su conjunto, la socialdemocracia española, es la única organización política que, desde el punto de vista estatal y desde el punto de vista catalán, tienen un proyecto compartido desde la singularidad de cada cual, que es precisamente lo que demanda el conjunto de la sociedad catalana y el conjunto de la sociedad española. Y por ahí me gustaría empezar esta primera intervención.

La segunda, hacer una valoración sobre las manifestaciones: la de ayer, la de antes de ayer, que se produjeron no solamente en las calles de Barcelona sino también en el conjunto de Cataluña y de España, porque creo que reflejan muy bien el sentir de muchísima gente en Cataluña y en conjunto de España sobre cómo resolver esta crisis de Estado que, lógicamente, va a tener un momento importante en el pleno que se va a celebrar mañana a las 6 de la tarde en el Parlament de Cataluña.

Creo que si algo se vio ayer en las calles de Cataluña es el que pueblo catalán no es uno, el pueblo catalán son muchos. Que Cataluña no es una, que Cataluña son muchas. Ayer salió también una parte de la sociedad catalana diciendo así no. No se puede fracturar a la sociedad catalana de esta manera y eso exige que el Govern de la Generalitat también escuche a esa sociedad catalana que ayer se manifestó en las calles de Barcelona, que se manifestó antes de ayer en muchas calles, pueblos de Cataluña diciendo diálogo, diciendo encuentro, diciendo hablemos.

Creo que el Govern de la Generalitat lo que tiene que hacer es escuchar también a esa parte de los catalanes y catalanas. No debe circunscribirse a aquellos que comulgan con sus ideas, sino que tiene que aspirar a representar al conjunto de la sociedad catalana en un momento en que la sociedad catalana está viviendo una intensa fractura emocional y social.

Y a mí me gustaría también reivindicar las movilizaciones que hubo el pasado sábado y también ayer aquí en Barcelona, porque hubo gente que vino de todas las partes de España y se manifestaron el sábado en todas las partes de España diciendo: no queremos que se fracture la convivencia entre españoles. Y hubo un sentimiento de confraternidad que, a nuestro juicio, es de enorme importancia política y que hay que subrayar desde el punto de vista político, no solamente por parte delas instituciones catalanas, sino del conjunto de las instituciones españolas. Que hay una inmensa mayoría de la sociedad española que pide a sus representantes políticos que la política vuelva a las instituciones y que salga de las calles. Y que cuando vuelva a las instituciones escuche y haya aprendido algo y haya sacado alguna conclusión de lo que dijeron als calles ayer en Barcelona y antes de ayer y ayer en muchas partes de España y de Cataluña.

Ese es el primer mensaje que me gustaría trasladarles y que hemos compartido hoy en la Ejecutiva del PSC.

tienen que ver con un mensaje -en estas circunstancias tan traumáticas y complejas- de esperanza a la sociedad catalana y española: Estamos a tiempo de encauzar desde el punto de vista racional, político, esta crisis que dura más de una década. Y que estamos a tiempo de hacerlo si somos generosos. Todos los actores políticos, si somos generosos, estamos a tiempo de resolver esta crisis política con la palabra y a través de las instituciones catalanas y el conjunto de instituciones españolas.

Por eso, en primer lugar me gustaría trasladar un mensaje de esperanza al conjunto de la sociedad española y al conjunto de la sociedad catalana, y decirles que los socialistas estamos comprometidos en que ni las cosas pueden seguir como están, ni pueden romperse como quieren otros. Que estamos comprometidos en llevar esas reformas a las instituciones españolas para modernizar nuestro modelo territorial, para modernizar y actualizar nuestro modelo de convivencia territorial.

Lo llevamos diciendo durante más de diez años como partido. Somos la única formación política que, desde hace diez años, venimos alertando del deterioro, de la desafección que se está produciendo en una mayoría de catalanes, que no puede ser tampoco menospreciada por el conjunto de las instituciones españolas y, desde luego, el compromiso del PSOE es el de llevar a esas instituciones, al , el necesario debate para actualizar y modernizar nuestra convivencia territorial; también en forma de reforma constitucional.

Pero también les digo que una Declaración Unilateral de Independencia no tiene cabida en ningún estado social de derecho y, por tanto, al igual que tendemos la mano para dialogar, también apoyaremos la respuesta del Estado social de Derecho ante cualquier intento de quiebra unilateral de la convivencia entre españoles.

Si hay algún partido que lleva en su ADN el constitucionalismo, la Constitución española, es el Partido Socialista Obrero Español y es el , que ya en los 70 se manifestaban a favor de la libertad, de la amnistía y de la autonomía; y cuando se hablaba de autonomía estábamos hablando del autogobierno catalán. Y en consecuencia, para nosotros es fundamental que ese autogobierno catalán, que ha sido votado por el conjunto de la sociedad catalana –en primer lugar con la Constitución del 78 y en segundo lugar con el Estatuto de autonomía catalán- sea repuesto, sea reconstruido, porque está ahora mismo siendo atacado por los principales dirigentes de las instituciones catalanas.

Por tanto, creo que si podemos hacer algún llamamiento a las autoridades catalanas, a los principales dirigentes del Govern de la Generalitat, es que estamos a tiempo de resolver esta crisis con la política, con la palabra, en las instituciones comunes, que son las instituciones generales del Estado, y a eso les convoco. Que abandonen la DUI, que vuelvan a la senda de la legalidad democrática, y ahí nos podremos encontrar para hacer todas las reformas necesarias que den respuesta a la justa demanda que tiene la sociedad catalana de contar con un encaje mejor, más actualizado, en el conjunto del Estado español”.