El pasado mes de agosto se enviaron más de 81.000 cartas que afectaban a más de 130.000 trabajadores. De ellos, 80.529 tenían trabajos temporales, de los cuales 46.554 se han convertido en indefinidos, el 57%. “Puede ser una gota de agua en el océano de la precaridad laboral, pero da idea del compromiso del Gobierno y de su voluntad de cambiar las cosas” ha afirmado la ministra Valerio, que ha intervenido hoy en Nueva Economía Fórum.

Recuperación del Diálogo Social

Valerio ha hecho hincapié en la voluntad del Gobierno de sacar adelante la agenda real para afrontar las urgencias sociales y las transformaciones que España necesita con una “metodología participativa”. La ministra ha afirmado que se ha recuperado el diálogo social y la voluntad de consenso “queremos hacer los cambios con la sociedad, los agentes sociales, con el Parlamento y con las Comunidades Autónomas”.

Durante su intervención, ha desgranado las medidas puestas en marcha en su Departamento durante los 100 primeros días de Gobierno y que han contado con el consenso de los agentes sociales y económicos y de las comunidades autónomas, quienes han demostrado un gran sentido de la responsabilidad”.

Las cifras de los 100 días

La responsable de Trabajo ha reiterado el compromiso del Gobierno con quienes cobran una pensión y ha recordado que se ha pagado la actualización de las pensiones este año, y que en el Pacto de -en paralelo con la Mesa de Diálogo Social- se está trabajando para asegurar la subida de las pensiones en los próximos años, con el IPC como indicador “troncal”.

Magdalena Valerio ha apuntado que 390.693 personas -la mayoría mujeres- se benefician ya de la mejora de la pensión de viudedad. La pensión media por esta contingencia ha pasado de 753,97 a 811,97 €/mes, lo que supone un incremento del 7,69%.

Por otro lado, la modificación del Programa de Activación para el Empleo (PAE) ha evitado que cerca de 42.000 personas -el 65%, mujeres- hayan quedado sin protección tras haber trabajado temporalmente. Un acuerdo que contó con la unanimidad de las comunidades autónomas y la Mesa de Diálogo Social.

Valerio también ha querido destacar la importancia que tienen para el Ejecutivo la lucha contra la brecha salarial entre hombres y mujeres, los autónomos y las empresas de economía social.

Planes para los jóvenes

Una de las prioridades del Gobierno es el desempleo juvenil, un ámbito en el que España supera a la mayoría de los países de la UE, y que ha privado a nuestro país del talento joven, que se ha visto obligado a emigrar en busca de oportunidades.

La ministra ha anunciado el compromiso del Gobierno de diseñar y poner en marcha un Plan de Retorno del Talento, que facilite el regreso de los jóvenes emigrados, sin olvidar a quienes no son tan jóvenes e independientemente del grado de cualificación. Y ha recordado la deuda con los jóvenes que han permanecido en España, pese a las dificultades, y a quienes va dirigido el Plan de Choque para generar Empleo Juvenil que el presidente del Gobierno se ha comprometido a presentar antes de que finalice el año.

Inmigración ordenada y asistencia humanitaria

La ministra ha subrayado la apuesta del Gobierno “por una inmigración ordenada, integradora, segura”, ha dicho Valerio, que ha añadido que ello implica no dejar de lado la obligación de asistencia humanitaria a quienes llegan a España huyendo de la guerra, la miseria el hambre o la violencia.

En esta línea de acción, el Gobierno convocó el pasado agosto la Conferencia Sectorial de Migraciones, inédita desde 2005, para abordar la inmigración irregular junto a las comunidades autónomas y puso en marcha el Plan de Emergencia para hacer frente a la situación de emergencia humanitaria.

La ministra ha finalizado su intervención asegurando que el Gobierno tiene un diagnóstico claro de los problemas que lastran el desarrollo de España y del reto del cambio tecnológico, “tenemos un proyecto real de país; tenemos una Agenda que cumplir en favor de la mayoría. Apelo a su leal colaboración”, ha concluido.