Entre ellos, figuran la obligación de desembarque, los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y capturas para 2019, el impacto del ‘Brexit” o la implementación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

Obligación de desembarque

En relación con la aplicación de la obligación de desembarque, contemplada en la Política Pesquera Común (PPC) y que será de aplicación a partir del 1 de enero de 2019 para todas las flotas, el ministro ha expresado la necesidad de buscar fórmulas para una flota como la española, con una amplia variedad de pesquerías e intereses, que permitan a sus pescadores continuar faenando de forma sostenible en sus aspectos medioambiental, económico y social. Planas ha agradecido la flexibilidad mostrada por la Comisión respecto a las recomendaciones conjuntas de los grupos regionales, lo que ha permitido algunas exenciones esenciales para la flota española.

También ha destacado la necesidad de explorar disposiciones específicas en el ámbito de la regulación de TAC y cuotas, como la flexibilidad entre especies, las cuotas de capturas accesorias o unas condiciones especiales, con objeto de garantizar la obligación de desembarque, bajo la premisa de la sostenibilidad de los recursos pesqueros sin por ello comprometer la viabilidad económica del sector.

De cara a las próximas negociaciones sobre TAC y cuotas en 2019, el ministro ha trasladado la necesidad de que la Comisión sea flexible, para evitar una situación de “estrangulamiento”, en aquellas especies para las que las cuotas para España estén fijadas en niveles insuficientes.

El ministro ha asegurado que la reunión con el comisario Vella ha sido “positiva y constructiva” y ha señalado que se seguirán produciendo reuniones de carácter técnico para que la entrada en vigor de la obligación de desembarque suponga efectos positivos para los pescadores españoles.

TAC y cuotas 2019

Respecto a las negociaciones de TAC y cuotas, que se celebrarán en diciembre, Planas ha planteado la conveniencia de que los rangos de mortalidad por pesca que aseguren un Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) se puedan usar también para las pesquerías de aguas del suroeste, particularmente en el caso de la merluza del sur.

El ministro ha hecho hincapié en la necesidad de trabajar con el sector, los EEMM y la Comisión para presentar alternativas, especialmente este año, en el que las decisiones tendrán un impacto significativo por asuntos como la obligación de desembarque y el “brexit”.

Impacto del Brexit

En relación con la salida del Reino Unido de , el ministro ha expuesto la repercusión que tendría para el sector de la pesca extractiva y la acuicultura españolas si se produce un ‘Brexit’ con acuerdo o en el escenario del ‘cliff edge’, donde no habría ningún acuerdo y las relaciones con el Reino Unido se regirían por el Derecho Internacional.

Planas ha celebrado la posición del principal negociador, , y su grupo de trabajo que han definido la pesca como una de las prioridades en la discusión con el Reino Unido.

España tiene interés por lograr un pacto de relación futura que incluya la pesca y los mercados, o un acuerdo pesquero “ad hoc”, vinculando el acceso recíproco a aguas y recursos y el acceso a mercados.

Ante los posibles escenarios de negociación, Planas ha explicado que España ya está trabajando en un Plan de Contingencia que incluye una serie de medidas técnicas y económicas para mitigar el impacto. Unas medidas que incluyen muchos aspectos en los que habrá que trabajar con la Comisión.

Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca

La implementación del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) ha sido otro de los temas relevantes de la reunión. Su arranque, ha recordado el ministro, ha contado con diversas dificultades, ya que el reglamento no fue aprobado hasta mediados de 2014, retrasando su aplicación hasta el segundo semestre de 2016.

Planas ha subrayado el compromiso español para lograr su ejecución, al máximo posible, dentro de los plazos establecidos, para lo cual, ha explicado, se están tomando medidas con objeto de aumentar el nivel de las inversiones elegibles para certificar más pagos.

El ministro ha solicitado a el permiso para proceder, lo antes posible, a la reprogramación del plan financiero, para tratar de distribuir mejor los fondos, enfocándolos a aquellas medidas en las que se ha visto una mayor demanda, y asegurando una mejor ejecución.

Acuerdo UE-Marruecos

El ministro ha expuesto su interés por el estado de tramitación del reciente acuerdo de Pesca UE-Marruecos, alcanzado el pasado mes de julio.

Ha destacado la importancia de acelerar el proceso para tener, cuanto antes, un acuerdo operativo, especialmente teniendo en cuenta la cercana disolución del actual.

Plan del Mediterráneo

Planas y Vella han abordado la propuesta de la Comisión sobre el Plan Plurianual para las poblaciones de especies demersales del Mediterráneo occidental, que contempla, entre otras medidas, un régimen de gestión del esfuerzo pesquero, la posibilidad de establecer TAC, zonas de veda como medida complementaria, la aplicación de la obligación de desembarque y la cooperación regional entre los Estados miembros.

Planas ha manifestado la voluntad de España de apoyar el plan si está adecuadamente adaptado a las condiciones especiales de este mar y ha expresado su desacuerdo en lo relativo al establecimiento de TAC, debido a que todas las pesquerías del Mediterráneo son multiespecíficas.

También ha expuesto su discrepancia frente a la propuesta del establecimiento de una zona de veda de 100 metros de profundidad en toda la franja litoral, ya que no cuenta con una base científica, y ha propuesto como alternativa el establecimiento de zonas concretas basadas en el asesoramiento científico.