​La investigación se inició después de que la Policía Nacional tuviera conocimiento de que un hermano del detenido se había desplazado a la zona sirio-iraquí para luchar en las filas de la organización terrorista , no teniendo noticias suyas desde hace más de un año. Todos los indicios apuntan que habría fallecido en combate.

En el rastreo que agentes de los servicios de realizaron en diferentes redes sociales, se pudo determinar que el ahora detenido estaba llevando a cabo un proceso de radicalización y enaltecimiento del terrorismo, tomando como figura referente la de su hermano fallecido, al que tenía idealizado.

En sus diferentes perfiles en redes sociales difundía postulados a favor de la yihad, ensalzaba la figura de su hermano, al tiempo que profería expresiones de desprecio hacia las víctimas de los atentados ocurridos en Europa.