El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha presentado esta tarde en el informe “Análisis situacional del narcotráfico. Una perspectiva policial”. Esta publicación, enmarcada en el proyecto AMERIPOL-UE y gestionada por la FIIAPP, analiza la situación de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Panamá y Perú en cuanto al tráfico de drogas hacia Europa y su creciente relación con el crimen organizado y el blanqueo de capitales. La cooperación internacional resulta clave para actuar contra los métodos de ocultación y las rutas de la droga en los países productores, de tránsito y de destino. Ignacio Cosidó ha estado acompañado por el director de la Representación de en , ; el director de la FIIAPP, ; y el coordinador del Proyecto AMERIPOL-UE, Inspector Jefe de la Policía Nacional Marcos Alvar.

En el estudio presentado hoy, se profundiza en la situación actual de uno

de los delitos con mayor transcendencia a escala global: el narcotráfico. Las redes dedicadas al tráfico de drogas actúan en escenarios internacionales y de forma vinculada a otros tipos delictivos. La publicación analiza la situación del narcotráfico en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Panamá y Perú, concluyendo que la relación entre crimen organizado, narcotráfico y blanqueo de capitales es cada vez mayor. Además, la investigación destaca el nacimiento de nuevas rutas de transporte para las sustancias estupefacientes, como la africana, y el uso de nuevos métodos para el transporte de la droga. Ante estos desafíos, la cooperación internacional es clave para actuar de manera conjunta y dar una respuesta policial adecuada y firme al fenómeno delictivo del narcotráfico.

Proyecto AMERIPOL

El proyecto “AMERIPOL: Mejorar la capacidad en cooperación internacional de las Policías, las autoridades judiciales y las Fiscalías”, también llamado AMERIPOL-UE, financiado por el Instrumento de Estabilidad de , arrancó en diciembre de 2010 con una duración de 48 meses. Los países beneficiarios son Colombia, Bolivia, Brasil, Ecuador, Perú, Panamá, y participan asimismo en las actividades del proyecto , y . El consorcio responsable del proyecto está formado por FIIAPP ( y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas), que actúa como líder, la National Crime Agency (NCA, antigua SOCA) de Reino Unido, ADETEF de , la Polícia Judiciária de y la Guardia di Finanza de .

Su objetivo general es la mejora de la capacidad de cooperación internacional de la policía y de las autoridades judiciales y fiscales de los países socios para la lucha contra las redes del crimen organizado transnacional. Como metas específicas se plantea por un lado reforzar el intercambio de información e inteligencia a nivel regional y transregional en América Latina, especialmente con y la Unión Europea, y, por otro, mejorar las capacidades de las fuerzas policiales y fiscalías para realizar investigaciones complejas a nivel regional y transregional.

Las actividades principales del proyecto son las siguientes:

  • Estudiar la capacidad de respuesta, la cooperación y la coordinación a nivel inter-institucional e internacional de cuerpos policiales y fiscalías.
  • Diseñar e implementar sesiones de formación, conferencias y seminarios sobre temas relacionados con blanqueo de dinero, tráfico de drogas, (en sus diversas modalidades, vía marítima, terrestre o aérea), investigación y controles de puertos, aeropuertos y fronteras en el tráfico de drogas, precursores, investigación en la escena del crimen y cadena de custodia, estructura de las redes criminales del crimen organizado dedicado al tráfico de cocaína y penetración en la sociedad, ruta africana de la cocaína, análisis de tratamiento de la información, curso de Inteligencia Criminal y abordaje de veleros en alta mar entre otros.
  • Desarrollar procedimientos estándares de intercambio de información entre agencias para crear una plataforma segura de intercambio de informaciones e inteligencia.
  • Implementar actividades de asistencia técnica y de tutorización
  • Implementar un programa de operaciones conjuntas transnacionales