El portavoz adjunto del Grupo Popular, , ha acusado al Gobierno de “generar incertezas en la economía, como con el tema del diésel, lo que ha provocado problemas en la economía y en el empleo”.

“Gobernar no es un simulacro, requiere de responsabilidad”, le ha espetado Mariscal al Ejecutivo del PSOE, quien ha reclamado la versión con la que los españoles se tienen que quedar los españoles sobre el futuro de los vehículos diésel.

En este sentido, ha criticado al Gobierno que “la ministra de Transición Ecológica diga que el diésel tiene los días contados en España, que quizá aprobará un impuesto, la ministra de Industria afirma que solo es un globo sonda y la titular de Hacienda que está trabajando para un impuesto sin afán recaudatorio”.

En su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el portavoz popular ha reprochado al Gobierno su falta de rigor por “no presentar un estudio ni un informe que acredite en qué van a mejorar las emisiones con este impuesto, ya que la gasolina emite un 15% más de CO2 que el diésel”.

También le ha preguntado Guillermo Mariscal al Gobierno “qué van a tener que hacer los pequeños consumidores, autónomos, transportistas y el 100% del sector agrario, que se compraron un vehículo más caro pensando que iban a tener un combustible más barato, y ahora lo encarecen y no les ofrece ninguna alternativa”.

“En España hay 17 factorías que producen 3 millones de vehículos en España de los cuales 1.400.000 son diésel”, ha recordado Mariscal, quien ha destacado que “40.000 empleos directos están afectados por esta medida”.

Por último, el portavoz del GPP ha defendido “un modelo sostenible de transporte con cero y bajas emisiones, pero con un proceso de transición para que la economía se pueda adaptar y se eviten así los efectos negativos para la economía en España”, para lo que “puede utilizar los 50 millones aprobados en los PGE del PP para incentivar el vehículo de energías alternativas y poner más postes de suministro al coche eléctrico”. “Esta es la solución y no ahogar a los españoles con más impuestos”, ha concluido.