En su intervención ante el Pleno del Congreso en respuesta a una planteada por los socialistas sobre las consecuencias del Real Decreto 15/2012 de la Corporación, Ramón Moreno también calificó el discurso del PSOE de “alharaca y negros nubarrones que adolece de manera clamorosa de algunas dosis de veracidad o de crédito”.

En su opinión, el planteamiento del PSOE sobre RTVE “parte de una versión desenfocada y simplista de la realidad: todo era perfecto antes y todo es un desastre ahora”. “Del Nirvana a la hecatombe audiovisual en un solo paso”, subrayó.

Así, el portavoz del PP recordó que el , a través del ministro Montoro, pedía a los socialistas el pasado día 19 de diciembre una moción que mereciera alcanzar un consenso y que éstos “no la han buscado, seguramente, por la comodidad de las frases hechas y la reclamación sentenciosa o, más probablemente, por la demostrada incapacidad de proponer algún escenario de pacto o acuerdo en algún ámbito de la vida pública”.

Para el diputado del PP, la Moción planteada “tiene todas las trazas de una excusa, de un pretexto parlamentario utilizado para acentuar una crítica reiterativa y manoseada hasta la extenuación y no para avanzar en algún aspecto positivo, ni siquiera para corregir o enmendar una posición puramente vocinglera”.

El modelo socialista de RTVE

El portavoz popular sostuvo también en su intervención que el pretendido modelo de Radio Televisión Pública Estatal del PSOE “tiene tres hitos que son, en primer lugar, una financiación precaria y cuestionada en las instancias judiciales europeas; en segundo lugar, un armazón institucional tan endeble que no era capaz siquiera de resolver la dimisión del presidente de la Corporación y el tercero, una sistemática manipulación informativa plagada de irónicos y sarcásticos errores que tenían al PP como objeto preferido”.

Asimismo, advirtió que la crisis económica no es ajena tampoco a RTVE “aunque lo pareciera durante el gobierno socialista cuando la audiencia se compraba a cualquier precio”. En este sentido, aseguró que “la crisis ha impuesto unas normas de austeridad, de control y de rigor en la gestión que no se conocían antes”.

Ramón Moreno señaló también que el consenso que se reclama en la Moción lo reclaman “los que jamás lo brindaron y los que han presentado un recurso de inconstitucionalidad”, lo que, en su opinión, “no es el mejor método para acercar posturas enfrentadas en ningún terreno”.

Al hilo de las propuestas de la Moción, el diputado del PP recordó que en la misma “también se reclama un presupuesto razonable y suficiente”. En este sentido, afirmó que “es cierto que el presupuesto de RTVE ha sufrido una rebaja notable en el último ejercicio”, aunque “no es menos cierto que RTVE sufre la crisis económica como cualquier otro ámbito público”, pero RTVE “dispone de un presupuesto razonable y suficiente para cumplir con una función de servicio público dignamente”.

En este sentido, destacó que RTVE cumple con su función de servicio público permanente “incorporando en su gestión novedades tan aconsejables como el máximo rigor y la contención del gasto o una minuciosa y transparente administración”.

Pluralismo e independencia

El portavoz del PP también acusó a los socialistas de volver “al viejo y manoseado argumento de la neutralidad, el pluralismo y la independencia de los servicios y programas informativos de RTVE”, a lo que respondió que “nunca antes, jamás, en cualquier etapa anterior que quiera considerarse, se ha realizado una apuesta más decidida y clara por la plantilla de RTVE”. “Los datos, no las opiniones, son elocuentes y rotundos en este aspecto”, sentenció.

Según Ramón Moreno, los socialistas “se confunden y nos tratan de confundir” porque “hablan de otro sitio y de otro tiempo”, ya que “los fichajes externos a precios desorbitados son de la etapa anterior”, lo mismo que “los ERES indiscriminados y orillar, marginar y ningunear a la plantilla”. “La afinidad ideológica se practicó con denuedo durante la etapa socialista”, subrayó.

Por último, Ramón Moreno anunció que su Grupo ha presentado una enmienda de sustitución “que contempla una realidad objetiva y que haría posible ese consenso que desde un primer momento el GPP ha buscado reiteradamente frente al altavoz de mantener una mentira que se quiere abrir paso a fuerza de repetirla una y mil veces y que rehúye intencionadamente cualquier propuesta razonable”.