El senador del Grupo Popular por la Región de , , ha acusado al presidente Sánchez de presentarse como “adalid de la regeneración política” mientras nombra Delegado en Murcia a un imputado por dos delitos de corrupción, .

Bernabé, acompañado por los senadores del PP por Murcia, y , ha asegurado que el nombramiento de Vélez “nos ha dejado estupefactos y es una muestra más del amiguismo” que practica Pedro Sánchez. En su opinión, demuestra que el “bendice” a un imputado “que es muy posible que sea procesado en unos meses”.

Además, han recordado que el nuevo representante del Gobierno en Murcia y miembro del , José Vélez, está imputado, junto con el número 2 del PSOE en la Región de Murcia, Jordi Arce, y el secretario general de los socialistas de Calasparra, por los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicas, al haber cobrado los tres de forma irregular más de 30.000 euros en sueldos indebidos.

Según el senador popular, “este nombramiento empaña la Delegación del , la tercera institución en importancia de la Comunidad Autónoma y es la demostración de lo que le importa Murcia al ”.

Para el , “el PSOE carece de credibilidad para hablar de regeneración política y tenemos una clara demostración en este nombramiento de José Vélez como Delegado del Gobierno, una persona actualmente investigada por prevaricación y malversación de fondos públicos”.

“Y más cuando el nuevo delegado de Pedro Sánchez no es un cualquiera, sino que estamos hablando de su nuevo hombre fuerte en la Región, en la persona que acumula más poder de su formación, porque además de ser el nuevo delegado, también forma parte del , el órgano que dirige el partido a nivel nacional”, ha denunciado Francisco Bernabé.

Por ello, el senador del Grupo Popular se ha preguntado “qué deuda tiene Pedro Sánchez con José Vélez para nombrarlo delegado cuando sabe el daño político que pueda hacer su nombramiento al PSOE”.

En este sentido, Bernabé ha apuntado que “no olvidamos que el mismo José Vélez firmó un código ético del PSOE que pedía inhabilitar para cualquier cargo público a personas imputadas. ¿Dónde queda aquí la congruencia? ¿Era todo pura hipocresía?”, se ha preguntado.

“Con este nombramiento el gobierno socialista le resta todo valor y credibilidad moral a la institución de la Delegación del Gobierno, que hoy más que nunca se ha convertido en el mejor refugio político de los amigos de Pedro Sánchez”, ha subrayado el senador del PP.