La presidenta del , , ha advertido hoy de que es urgente hacer frente al reto demográfico, un desafío compartido por todas las comunidades autónomas que, junto a la financiación autonómica, tiene impacto y consecuencias sobre la sostenibilidad de los servicios públicos y el sistema de protección social.

Buruaga ha aludido a estos dos grandes retos de España como país durante su intervención en la Convención Nacional del , donde ha intervenido en la mesa redonda ‘Diálogos Populares’ -moderada por el portavoz del PP en el , - junto con el presidente de la Xunta de , Alberto Núñez Feijoo; el presidente de la Región de , ; el presidente del PP de Cataluña, ; el presidente del PP de Canarias, ; y la presidenta del PP de , .

Buruaga ha afirmado que empieza a ser tarde para adoptar medidas que frenen el envejecimiento y el declive poblacional de una comunidad autónoma como , con una tasa de fecundidad que se reduce de manera ininterrumpida desde 2008 y que se sitúa por debajo de la media, y con una tasa de envejecimiento por encima de la media nacional.

La dirigente popular se ha referido a la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica como uno de los asuntos más trascendentes de la agenda política del y de los presidentes autonómicos. De todos, menos del de Cantabria, , que no está defendiendo los intereses de su comunidad autónoma pese a que se lo juega todo y a pesar de que lo que se logre ahora será la base de los presupuestos regionales de la próxima década y, por lo tanto, la garantía de sostenibilidad del Estado de Bienestar gobierne quien gobierne.

Buruaga ha dicho que le habría gustado ver a Revilla en la foto de los presidentes de Galicia, , y y Asturias, que se han puesto de acuerdo para formar un frente común ante la negociación del nuevo modelo.

Según la presidenta del PP, este es el momento de abordar la reforma del sistema, porque el anterior está agotado, porque hace falta un sistema más justo y transparente y, sobre todo, porque hoy España crece, crece la actividad económica, crecen los ingresos y crecen, por lo tanto, los recursos a repartir.

La presidenta autonómica del PP ha afirmado que Cantabria es una región que está completamente estancada porque el Gobierno de coalición -PSOE no tiene ni modelo de región ni hoja de ruta ni presidente en ejercicio, y ha defendido la necesidad de poner en marcha un plan estratégico para impulsar el desarrollo económico de la región.

Ha explicado que Cantabria tiene importantes fortalezas y potencialidades, pero su gran asignatura pendiente es acometer la diferenciación estratégica para aprovechar sus características propias y obtener una ventaja competitiva en aquellos sectores en los que es más fuerte.

Según Buruaga, Cantabria se está mostrado incapaz de aprovechar la recuperación que sí vive el resto del país porque la dinámica propia de la comunidad es ninguna. La única inercia positiva, ha añadido, es la que imprime hoy el , el salvavidas de la comunidad autónoma y el motor que tira del crecimiento económico y de la creación de empleo.

Además, ha hecho hincapié en que el Gobierno de España está dando respuesta a todas las demandas históricas de la comunidad, a pesar de la falta de lealtad y colaboración, y de la incapacidad de interlocución y gestión de la coalición PRC-PSOE.