El presidente del , , ha defendido hoy, en el 40 aniversario de la Constitución Española, que el es “el único partido que no aboga por su reforma”, porque “sigue siendo el mejor muro de contención contra los enemigos de la libertad, contra el nacionalismo excluyente, contra el populismo que va contra las libertades públicas y, sobre todo, porque estamos orgullosos de una generación excepcional”. En este sentido, ha explicado que la sociedad española le debe mucho a los que hace 40 años supieron unirse, mirar hacia el futuro, sin olvidar el pasado para no repetirlo, pero, sobre todo, tuvieron la ambición de futuro “para conquistar los mejores días de nuestra historia, tal y como ha sucedido 40 años después”.

Durante su intervención a la llegada al , donde ha sido recibido con aplausos por parte del público congregado en las inmediaciones, Casado ha tenido unas palabras de recuerdo para los mártires de la libertad y de las víctimas del terrorismo que, durante estos 40 años, han dado su sacrificio y permitido que se consagrara “ese marco de convivencia, de concordia, de libertades y de derechos” que tiene a la Constitución como punto de partida.

Asimismo, ha mostrado su apoyo a todos aquellos españoles a los que se les impide expresar con respeto sus ideas políticas y sufren el azote de un nacionalismo excluyente. También, se ha referido a los padres de la Constitución que consiguieron, “como punto de partida y no de destino, que esta aventura democrática llegara a buen puerto”.

“La Constitución está viva. La Constitución está perfectamente permeable a cualquier modificación que ha sufrido en los últimos años, como las dos modificaciones puntuales para incorporar la referencia al sufragio de los ciudadanos europeos o al pacto fiscal europeo”, ha apostillado.

Asimismo, ha destacado que la Carta Magna “no solo es el monumento a la concordia, sino la muralla de aquellos que quieren ponerla en riesgo”. Ante esto, ha destacado el papel de todos aquellos que fueron partícipes en su puesta en marcha, lo que propició dotar a España de un marco institucional, un Estado de Derecho, una separación de poderes y una vitalidad del sistema político que “ha permitido defender la esencia de nuestro propia identidad como pueblo” bajo la unidad territorial.

“LA CONSTITUCIÓN ESTÁ EN PLENA VIGENCIA”

Casado ha defendido que el texto constitucional “está en plena vigencia” y lo que toca ahora es fortalecer el Estado y la nación Española en el día el que se celebra este 40 aniversario por parte de aquellos se sienten “acreedores y deudores de esta obra compartida”.

Preguntado por posibles reformas de la Constitución, el presidente del PP ha subrayado que con el actual clima político no es el propicio para llevarlas a cabo, porque, aunque fuera para cambiar algo puntual, muchos partidos aprovecharían para proponer modificaciones y “no tendría le mismo consenso que hace 40 años”.

Por este motivo, ha insistido en que solo el PP defiende que la Carga Magna puede desarrollarse legislativamente, ante las grandes amenazas que ha sufrido y que se siguen escuchando por parte de ciertos grupos políticos. “La Constitución es nuestro marco de actuación política y de convivencia” y fuera de ella no cabe nada, “porque creemos en un Estado con objetivos compartidos históricos y también de futuro”.

“El PP no va participar de ninguna reforma que ahora plantee algún partido político, más por agenda propia y coyuntural que por necesidades de la sociedad española”, ha concluido.