El presidente nacional del , , ha anunciado hoy que, una vez constituidas las Cortes, pedirá la tramitación de la Ley Antiokupación, que ya se presentó la pasada legislatura, y que pretende combatir de manera más eficaz la okupación de viviendas y de edificios por parte de mafias. Casado ha realizado este anuncio en Palma de Mallorca, después de que ayer, en la isla vecina de , una persona muriera y varias resultaran heridas en el incendio de una casa okupa.

Durante un acto, en el que también ha intervenido el candidato popular a la presidencia de las islas, , Pablo Casado ha explicado que la nueva ley para combatir la ocupación ilegal de viviendas pretende garantizar el derecho de propiedad, la seguridad de las personas –incluso de quienes infringen la ley– y los bienes y la convivencia social.

Esta iniciativa recuperará el delito de usurpación, considerará nula la inscripción en el padrón municipal cuando la persona inscrita sea un okupa ilegal, permitirá a las Fuerzas de Seguridad desalojar a los okupas en un plazo de entre 12 y 24 horas, e incluirá penas de cárcel entre uno y tres años para los reincidentes.

El líder del ha subrayado que esta Proposición de Ley no regula los desahucios hipotecarios ni arrendaticios, ni tiene como objetivo regular los conocidos como “precarios”. De hecho, ha dejado claro que aquellas personas con problemas económicos o de desempleo no van a ser considerados como okupas.

PARTIDO

Coincidiendo con la campaña lanzada hoy en la sede nacional de HAY PARTIDO , Casado ha puesto el ejemplo de , que nunca da una bola por perdida, y ha recalcado que el PP “va a jugar el partido hasta el final” porque “siempre que ha gobernado le ha ido bien a nuestros compatriotas”.

El dirigente popular ha explicado que el 26 de mayo se vota “la política del día a día, la gestión más cercana, pero también ese contrapeso fundamental en la política municipal, autonómica a un gobierno de izquierdas que quiere pactar con los comunistas y posiblemente con los independentistas”. “Si mandamos un mensaje claro el día 26, quizás se replanteen sus pactos”, ha añadido para, a continuación, pedir que se vote al PP como contrapeso a Sánchez y que no tenga “patente de corso” en los pactos.

En ese sentido, ha explicado que “es importante que tengamos claro que también votamos el futuro de la Nación, además del día a día” y ha recordado el ejercicio de buena política que supusieron los gobiernos autonómicos del Partido Popular en la etapa de .

Además, Casado ha evocado la frase de , Por nosotros que no quede, recordando que el PP es un partido humilde, respetuoso, que no juzga la decisión de los votantes, pero sí les informa de que la fragmentación del centro derecha permite que siga gobernando la izquierda.

NO ES ANEXO DE UNOS PAÍSES “IMAGINARIOS Y RUINOSOS”

El presidente del Partido Popular ha defendido que Baleares “no es el anexo de unos Países Catalanes imaginarios y ruinosos” aunque “la izquierda pancatalanista intente manipular la historia”, identidad y grandeza de esta tierra con algo que “nunca ha existido”. “Envidio vuestra cultura, la tradición, la lengua y el hecho de que podáis tener esa riqueza, algo que nosotros nunca hemos visto como excluyente, todo lo contrario, es algo que une y es una parte imprescindible de España”, ha explicado.

Casado también ha advertido de que la turismofobia del Ejecutivo Balear es muy peligrosa y lo ha contrapuesto a la actitud del PP. Nuestro programa es “todo lo contrario”, ha explicado, “alfombra roja y favorecer la convivencia”.

Por último, ha pedido a los afiliados y simpatizantes que estén “contentos y confiados” porque el PP es “la casa común del centro derecha”, y porque “no vamos a defraudar a los votantes y, una vez más, nos echaremos el país a la espalda para sacarlo del atolladero en el que lo han dejado los socialistas”.