El presidente del , , ha asistido hoy a la Cumbre de Salzburgo organizada por el , donde ha trasladado a sus socios europeos asuntos de vital importancia para España en estos momentos y la preocupación por la pésima gestión que de ellos está haciendo el Gobierno de , como la situación en Cataluña, la exigencia de que se cumpla la euroorden por los casos en Bélgica, el drama de la inmigración, la economía, el techo de gasto y Gibraltar.

Pablo Casado ha mantenido encuentros con diversos líderes europeos, como el caso del presidente del , ; el canciller austriaco y presidente de turno de , Sebastian Kurz; el presidente del , ; el presidente de , ; el ex primer ministro de Finlandia y vicepresidente del , ; el primer ministro de Bulgaria, ; y el primer ministro de Irlanda, .

DEFENSA DE LA SOBERNÍA NACIONAL

En declaraciones a los medios de comunicación, Casado ha afirmado que “no se puede admitir que se tumbe la soberanía nacional representada en el Senado” que pretende el PSOE para aprobar sus presupuestos “utilizando argucias jurídicas y, en este caso, filibusterismo que no tienen encaje en nuestro ordenamiento jurídico”, como en este sentido ya se ha pronunciado seis veces el . Así, ha denunciado el autoritarismo de un Ejecutivo al que le dan igual la Ley, las instituciones y el parlamentarismo bicameral en España, porque “solo quiere permanece en La Moncloa un mes más”, algo que, ha subrayado, no van a conseguir porque el PP hará todo lo posible para evitarlo.

De esta manera, ha explicado que el PP intentará en primera instancia que en la Mesa de la Comisión de Justicia los planes de Sánchez no sigan adelante. Si no es así, se utilizará la mayoría del partido en la Mesa de la Cámara para intentar que esa enmienda no pase a votación en el Pleno. “Y si, por cualquier causa eso se impidiera, tenemos dos fórmulas para ir al Tribunal Constitucional: o bien amparo o bien recurso”, ha destacado.

DEFENDER LA INTEGRIDAD JURISDICCIONAL ESPAÑOLA

En primer lugar, el presidente del PP ha contado la verdad sobre la preocupante situación política en Cataluña y realizar la labor que no hace el Ejecutivo de defender “la integridad jurisdiccional española”, al reclamar que “la euroorden sea efectiva para evitar que a España se la humille en tribunales alemanes y belgas y, sobre todo, exigir que no haya ningún tipo de respaldo a Sánchez en su apaciguamiento con los independentistas”.

En este sentido, Casado ha exigido que se respeten las sentencias del , y se facilite la instrucción de ese caso a través de la euroorden “de aquellos delincuentes que han ido de España”. “Si eso sigue así, habrá que replantearse la euroorden y habrá que exigir el cumplimiento de Schengen, como dicen los tratados y no como dice un tribunal regional”, ha aseverado.

Asimismo, ha reclamado al presidente del Gobierno que aplique ya el artículo 155 de la Constitución de forma duradera, que abarque la educación, los medios de comunicación públicos, la Consejería de Interior y los Mossos, para que “acabe esta pesadilla que están viviendo los catalanes”.

ESPAÑA DÉBE CUMPLIR EL DÉFICIT

Otro de los asuntos que el presidente del PP ha trasladado en la cumbre es la necesidad de exigir a España que se tenga en cuenta el techo de déficit que estaba comprometido, el 2,2 para este año y el 1,3 para el año que viene. A su juicio, “el Gobierno intenta decir que le deja endeudarse más, incumplir el déficit y, encima, subir impuestos”.

“Vamos a ser responsables, intentar cumplir nuestros compromisos y no hacer cosas contra el crecimiento económico. Eso es lo que la Comisión Europea tiene que exigir al ”, ha instado Casado.

POLÍTICA MIGRATORIA RESPONSABLE

El líder del PP ha demandado que la posición de los países europeos en materia de inmigración sea de “colaboración en la defensa de las fronteras, sin efectos llamadas”. De esta manera, ha calificado de “política irresponsable” la que ha generado el Gobierno, “un desastre” ante la llegada de 25.000 inmigrantes ilegales llegados a nuestras costas durante este año, el triple de llegadas que el año anterior y la peor oleada en la última década –además de la del año 2006-.

DERECHO DE VETO SOBRE GIBRALTAR

Respecto a Gibraltar, Casado ha criticado el abandono por parte de Sánchez de “la reclamación de soberanía que logramos con el anterior gobierno”, y que suponía que España tenía derecho de veto para cualquier acuerdo sobre Gibraltar entre el Reino Unido y la Unión Europa, algo que él sí ha reclamado a sus compañeros del PPE.