El presidente del , , se ha referido hoy a las movilizaciones de los denominados CDR, que están provocando enfrentamientos en las calles de Cataluña y ataques a los cuerpos y fuerzas de seguridad. “Señor Sánchez aplique de una vez el artículo 155, recupere la legalidad, recupere el orden, sea sensato, no espere que esto vaya a más”, ha exigido, al tiempo que ha denunciado que los separatistas han roto Cataluña y están quebrando la convivencia a través de su “kale borroka”.

“¿Eso es lo que el supremacista Torra quería, y Puigdemont, proponer a en sus caminatas por las fuentes machadianas de Moncloa? ¿Eso es la alternativa del PSOE a la nación española? ¿Eso es la nación catalana de la que hablaba Borrell? ¿La nación de naciones de la que hablaba Cunillera? ¿La nación que tiene que sacar presos de la cárcel, que decía Batet? No, eso es un desastre y no podemos tolerar ese desastre”, ha afirmado.

Ante esta grave situación, ha responsabilizado al de lo que suceda en Cataluña porque “no pone coto a esta deriva de kale borroka”. “Cataluña se les ha ido de las manos al PSOE y al propio Torra”, ha advertido y ha vuelto a solicitar la aplicación inmediata del artículo 155 para garantizar la seguridad, la legalidad y la libertad de los ciudadanos.

PACTO NACIONAL DEL AGUA

Por otro lado, Pablo Casado ha anunciado que el presentará una proposición de ley en el con un Pacto Nacional del Agua, “después de habernos puesto de acuerdo todos los presidentes autonómicos y para recabar el apoyo de otros grupos políticos”. El objetivo de este plan, ha explicado, es que nos “comprometamos para mitigar los efectos del cambio climático”, dado que en España se han registrado, después de cuatro años de sequía, importantes inundaciones y riadas, incluso con víctimas mortales.

Otro de los propósitos del texto es “que haya una política de acceso a los recursos hídricos a nivel nacional y eso incluye el mantenimiento del trasvase Tajo-Segura, que, por primera vez en la historia, se ha suspendido de forma unilateral cuando había recursos suficientes para, según el baremo marcado, seguir transfiriendo ese recurso al Levante español”. Y, junto a ello, un tercer objetivo, que es “mejorar la gobernanza del agua en cuanto a la eficiencia, la sostenibilidad y el coste para que se pueda igualar en las distintas autonomías en España”.

“Esperemos que esta propuesta, que entrará en el Congreso la próxima semana, cuente con el apoyo de otros grupos políticos, que se pueda tramitar e informar por parte de las asociaciones de regantes y de otras asociaciones vinculadas con esta política tan importante”, ha apostillado Casado, quien ha añadido que espera que el PSOE “por una vez, sea sensato, tenga sentido de Estado y se pongan de acuerdo entre ellos” porque “el agua es fundamental para crear empleo, fijar población en el entorno rural, garantizar la igualdad de los españoles y poner fin a una política que debería estar resuelta para las próximas generaciones”.

Por último, el presidente del PP ha explicado que el Plan Nacional del Agua propone una dotación presupuestaria cercana a los 20.000 millones de euros, “con más de 300 actuaciones, no solo en las cuencas que reciben recursos hídricos, sino también en las cedentes, de manera que se pueden arreglar las infraestructuras que quedan pendientes de hacer, ampliar los embalses, garantizar los trasvases y que el campo en España no sufra la irresponsabilidad y la discrecionalidad de un gobierno que, en albur de las encuestas o de los resultados electorales, cambie políticas tan importantes como ésta”.

ANDALUCÍA NECESITA UN CAMBIO RADICAL DE POLÍTICAS

En respuesta a preguntas de los periodistas, tras un paseo por la capital murciana, Casado ha explicado que, tras los resultados electorales en Andalucía, ahora toca una “negociación que se tiene que hacer de forma discreta” y con cierto margen para llegar a un acuerdo esencial para esta comunidad. “Lo importante es que los andaluces nos han dado un mandato de cambio, no solo de gobierno, sino de régimen político tras 40 años de estructura clientelar e inmovilista en la Junta”, ha apuntado.

Así, ha explicado que Andalucía necesita un cambio radical de políticas para evitar que, pese a un cambio de gobierno, todo siga igual, tras las decepciones de Patxi López en País Vasco o de Pasqual Maragall en Cataluña. “Queremos un pacto de 47 escaños con Ciudadanos y, una vez alcancemos ese acuerdo, veremos si hay otras fuerzas que quieran facilitar la investidura con la abstención o si consideran que es positivo para Andalucía”, ha destacado.

CANDIDATURA DEL PP EN

En su intervención en el acto de presentación de candidaturas del PP en Murcia, en la que también ha participado el secretario general del partido, , Casado ha dicho sobre el candidato a la presidencia de la Región, , que es “un político de raza, cercano y eficaz”, que ha sabido dar un paso al frente en los momentos difíciles “sin renegar de un pasado injustamente mancillado” y que “va a volver a ganar las elecciones” porque es un “enamorado de su tierra y de España”.

En cuanto al candidato a la alcaldía de la capital murciana, , ha hecho énfasis en su trayectoria profesional y ha asegurado que “es un lujo y un honor volver a contar con él como candidato para seguir sirviendo a los murcianos”.

Por último, Pablo Casado ha hecho una defensa, entre otros sectores, de los toros y de la caza, por su importancia en las zonas menos pobladas de nuestro país, porque dan trabajo a miles de personas y porque la recaudación asociada a ellos es muy importante en nuestra la economía. Además, ha añadido que estamos claramente ante “un gobierno desnortado y zombie” que utiliza globos sonda para distraer y no ocuparse de lo que de verdad preocupa a los ciudadanos.