“¿A qué espera para plantear los recursos de inconstitucionalidad a las resoluciones aprobadas hace unos días en el Parlament?”, pregunta Casado al presidente en funciones.

Exige al Gobierno que ponga fin a los pactos del PSOE con independentistas en ayuntamientos de y la Diputación de .

“Desde el pasado jueves llevo tendiendo la mano al Ejecutivo para apoyar cualquier actuación que garantice la seguridad y la convivencia en Cataluña, sea con la legislación básica o con los mecanismos que recoge la Carta Magna”.

Alude a la ley de partidos para que cualquier partido que aliente la violencia pueda ser ilegalizado.

Recuerda que hace un año el PP pidió a Ciudadanos que planteara una moción de censura a Torra y, ahora que “por fin” lo han anunciado, confirma que su partido lo apoyará.

“Hay que ver si el PSC se quita la careta”, advierte Casado, quien señala que “aunque no se gane esta moción, los catalanes verán que hay una alternativa y que no están solos”.

Aboga por superar “discursos excluyentes” que quieran poner barreras y defiende ofertas políticas que fomenten la unidad.

Critica la posición “hipócrita” de Sánchez que, “con una mano quiere sacar votos de los constitucionalistas”, y con la otra no cerrarse la puerta de la abstención de los independentistas en una posible investidura.

“Garantizo que, con un escaño más que Sánchez, formaremos gobierno rápido”, asegura Casado, quien subraya que el PP sale a ganar y vuelve a tender la mano a Rivera para presentar la coalición España Suma.

Explica que PP y Ciudadanos sumarían más yendo juntos que por separado y recuerda que “los españoles están hartos de ir a elecciones” y quieren generosidad.

Destaca que el PP planteará una campaña propositiva, porque “la España que madruga necesita que los políticos les ayuden a vivir mejor”.

Califica de “demoledor” el último informe del y recuerda que los indicados de PIB empleo y afiliación a la Seguridad Social demuestran que España no puede subir impuestos y tener una “posición económica tan irresponsable”.

Recuerda que el PP dejó las arcas saneadas y afirma que “la gente quiere desbloqueo, seriedad y apostar por el partido que ya lo hizo”, en alusión a los siete millones de empleos creados por los gobiernos del .