El presidente del , , ha asegurado hoy en Granada que el que preside Juanma Moreno es ya “una referencia electoral y programática”.

En este sentido, el presidente popular ha puesto en valor lo que Moreno ha hecho en cuatro semanas: ha aprobado la bonificación del 99% del impuesto de sucesiones y donaciones; ha pedido una auditoría de toda la Junta; está impulsando una ley contra la corrupción y el fraude y ha puesto en marcha una comisión de investigación contra el escándalo de los prostíbulos de la Faffe. Según ha recordado, este caso afecta a 500 investigados del entorno de la izquierda y contempla un fraude de 5.000 millones de euros.

Asimismo, Casado ha reitero que el es la mejor garantía para que los escándalos que se han vivido durante 40 años en Andalucía, tengan consecuencias penales y, sobre todo, en el bolsillo de los andaluces. A su juicio, ya hay un que no va a impedir investigar y que va a dejar que la Justicia actúe.

Y ACERCAMIENTO DE PRESOS

En otro orden de cosas, Pablo Casado ha afirmado que el Gobierno de ha pretendido perpetuarse en el poder con unos presupuestos “tremendamente injustos que iban a quebrar España” y a ser apoyados por los independentistas, los batasunos, y los comunistas de Podemos. “¿Que van a hacer si el PSOE puede sumar para formar gobierno el 28 de abril?: exactamente lo mismo”, ha adelantado.

En esta línea, el presidente del PP ha asegurado que cuando llegue al , los terroristas y los batasunos no podrán decir que su opción para España es una alianza en la que manden, en la que aprueben presupuestos o decidan sobre qué tiene que ser nuestro país.

Para Casado, el Estado de Derecho tiene que prevalecer, pero el Gobierno tiene que ser “el valedor de la memoria, la dignidad y la justicia de todas las víctimas del terrorismo”. “Me escandaliza que, en apenas ocho meses, el haya acercado a 26 terroristas etarras a cárceles cercanas al País Vasco”, ha dicho. Por ello, ha anunciado que el PP legislará para que cualquier acercamiento, beneficio penitenciario o pasar de grado, exija la “colaboración efectiva” para poder esclarecer los 300 asesinatos de la banda terrorista que aún están impunes.

APOYO A VENEZUELA

Por otro lado, Pablo Casado ha lamentado que el ministro de Exteriores dijera que la delegación española del PP encabezada por y que fue expulsada por el dictador Maduro de Venezuela el pasado fin de semana, “estaba de viaje turístico como hacía Puigdemont”. Así, ha subrayado que “el PP ha sido el primer partido de España y la primera delegación europea en viajar hasta Cúcuta para decirle a que España y el PP están con ellos”.

Así, el dirigente nacional ha explicado que “el Gobierno de Sánchez solo está en contra de los dictadores muertos”, mientras que el PP está “con las víctimas de todas las dictaduras, de derechas y de izquierdas, y contra los dictadores vivos”. “Pedro Sánchez no está con los demócratas venezolanos porque debe tanto a Podemos que nunca va a criticar lo que está haciendo un sátrapa, que está matando a su población y está sumiendo en la miseria a todo su pueblo”, ha advertido.

En ese sentido, el líder popular ha reclamado que España “tenga una voz en Iberoamérica” para decir que la dictadura “tiene que caer” y que tienen que celebrarse elecciones libres. Para Casado, “no puede haber ese apaciguamiento frente a aquellos que están violando, reprimiendo, torturando, encarcelando e incluso hoy dando instrucciones de disparar a aquellos que intenten cruzar la frontera”.

EL PP, GARANTE DE LA

Tras conocerse que Torra propuso como relator a un negociador del conflicto de Irlanda del Norte, Casado se ha preguntado “hasta qué punto llega la indignidad de Pedralbes”. El presidente del PP ha denunciado que no sólo existió un documento con 21 medidas, sino que se barajaron nombres para esa mediación hasta que se hizo pública y la gente salió a la calle para decir a Sánchez hasta aquí hemos llegado .

Para Casado, sigue existiendo la posibilidad de que Sánchez retome la negociación con los independentistas porque “no solo no han dicho que no, sino que saben que es la única opción, volver a negociar con aquellos que quieren romper España”. Por el contrario el Partido Popular es “el partido que garantiza la unidad de España”. “Nuestro compromiso de aplicar la Constitución no es una amenaza, es una garantía”, ha insistido.

En cuanto a la reunión que se produjo ayer entre Sánchez y , el presidente nacional del PP ha advertido al dirigente socialista de que “las compañías, a veces, son poco aconsejables”. Así, ha recordado que el líder de los laboristas británicos, es “un radical que quiere subir impuestos, renacionalizar empresas” y que puso tuits “diciendo que Maduro o Chávez son un ejemplo para su población”.

RECONCILIACIÓN, MEMORIA Y TRANSICIÓN VIVA

El presidente de los populares, ha remarcado, además, que “el PP quiere concordia y mirar hacia delante” y que no tengamos que volver a ver una portada filtrando una carta del Vaticano, que es instrumentalizada por un Gobierno, “para seguir ahondando en la división entre españoles”.

“Nuestra posición es la misma de siempre: ayuda a todas las familias que busquen a sus seres queridos, reconciliación, memoria y transición viva y que el abrazo que se dieron nuestros abuelos en el 78, no lo rompamos los nietos por un mísero puñado de votos”, ha recalcado.

Por último, Casado ha dicho que el PP va a las elecciones del 28 de abril a ganar y que quiere “gobernar para todos, porque a todos les preocupa lo mismo”. En ese sentido, ha pedido que “no dejemos que a alguno le llegue a equivocar ese mantra de que la suerte está echada, que el PSOE va solo y nosotros acompañados de alguno”. “Que aquí no hablen de tres derechas- ha proseguido - aquí hay una alternativa que es el PP, frente a un frente popular”.