El presidente nacional del , , ha afirmado hoy que “urge cambiar este Gobierno, porque está claro que es rehén de los votos para la moción de censura de los grupos independentistas”, además, ha proseguido, “cada día que pasa es peor y estamos viendo cómo se cede al chantaje de los nacionalistas en Cataluña”.

Pablo Casado se ha referido así a las declaraciones de la delegada del Gobierno en Cataluña, , en las que ha deseado que los presos golpistas, que están actualmente en prisión preventiva por decisión del , estuvieran en la calle, que pudieran ser indultados pese a haber atacado a la unidad de España y al Estado de Derecho desde las instituciones catalanas, pensándose impunes.

Durante su intervención en la reunión de la Junta Directiva del de la Comunidad Valenciana, celebrada en el municipio valenciano de La Pobla de Farnals, el presidente del PP ha calificado de “muy grave” que la máxima representación del en Cataluña haga estas declaraciones, porque “no puede ser que el ministro de Exteriores, la ministra de Política Territorial y que la delegada del Gobierno estén yendo contra lo que hacen los jueces, contra la seguridad jurídica, pero lo que es más grave, yendo contra la propia unidad de España y el respeto a la legalidad”.

Ante esto, ha señalado que, cuando gobierne el Partido Popular, “ni va a haber indultos, ni sedición en Cataluña, ni liberación –salvo que lo diga un juez– de los presos que han intentado dar un golpe de Estado a España; ni mucho menos va a haber esta humillación de nuestro país, frente aquellos que llevan queriendo romper la convivencia y la concordia nacional desde hace demasiados años”.

MIR EDUCATIVO

El dirigente popular ha lamentado en su intervención que los gobiernos del PSOE siempre liquiden las leyes educativas promulgadas por el Partido Popular y que, tanto en la Comunidad Valenciana como el o en Cataluña, en estos momentos se esté “segmentando a la sociedad y a los niños por la lengua en la que piensan, en la que sueñan o en la que hablan en el recreo”.

Pablo Casado ha insistido en que los políticos tienen que “consagrar que la educación no se utilice para adoctrinar”. “Nosotros respetamos el Estado Autonómico, plural, diverso, descentralizado, respetamos la educación transferida por la cual las autonomías administran un sistema educativo autonómico, pero eso no quiere decir que la competencia sea estatal a la hora de poder seleccionar el profesorado, marcar el currículo educativo o evaluar a nivel nacional con pruebas que vean el nivel de los alumnos”, ha añadido.

En este sentido, ha anunciado que ayer el Grupo Popular presentó una iniciativa en el Congreso “para pedir un MIR educativo, que se prestigie a los docentes en España y que se seleccionen a nivel nacional, porque no puede ser que los mejores profesionales de la educación estén dependiendo de convocatorias autonómicas que, a veces, priman el desempeño de la lengua autonómica respecto a su propia acreditación, titulación o méritos académicos”.

Además, ha puesto en valor que se respete la libertad de elección de los padres a la hora de elegir el centro educativo en el que estudian su hijos, que se fomente la movilidad y no se deje de aceptar un trabajo porque el conocimiento de una lengua autonómica dificulte la integración o que se atraiga el talento sin poner trabas por la lengua. En definitiva, que se contrate “al mejor cirujano, no al que mejor habla valenciano”.

El presidente nacional del PP también ha explicado que el hecho de que se consagre la competencia de educación a nivel estatal” es algo que ya debería de estar pasando y que “no liquida la administración del sistema educativo por parte de las administraciones autonómicas”. “No sería justo que las autonomías que están desarrollando su sistema educativo de una forma leal y eficaz se vieran comprometidos en su financiación por aquellas que están desarrollando sus competencias autonómicas de forma ilegal y desleal”, ha afirmado.

LA COMUNIDAD VALENCIANA COMO EJE ECONÓMICO

Casado también se ha referido a la importancia de la industria radicada en esta comunidad y, como ejemplo, ha citado la factoría de , preocupada por su futuro tras el “globo sonda” lanzado por el Ejecutivo de Sánchez acerca de una subida de los impuestos al diésel, que le “puede acabar reventando en la cara”. El dirigente popular ha tranquilizado a los trabajadores de esa factoría y ha asegurado que el PP no pondrá impuestos al diésel, ni a las tecnológicas.

En su discurso también ha hablado de la importancia del sector turístico en esta comunidad autónoma, “que ha visto con preocupación lo que estaba pasando en Baleares”. En este sentido, ha lamentado la “irresponsabilidad de los dogmáticos que pretenden volver a la aldea y que no se dan cuenta de que el mundo es global”.

LA VERDAD SE ABRE PASO

Respecto al informe de la Fiscalía del Tribunal Supremo conocido ayer, el presidente del PP ha señalado que “decía una paisana vuestra hace tres semanas, antes de dimitir, que no todos somos iguales. Y tenía razón, no todos somos iguales. No voy a decir nada más porque no nos hace falta decir nada más, porque yo creo que la serenidad, la decencia y la dignidad con la que este partido se defiende debería ser imitada por otros muchos”.

“La verdad siempre se abre paso y este partido siempre respeta a las instituciones, sean universidades, sean administraciones o sea el poder judicial, a diferencia de otros; que este partido nunca liquida la presunción de inocencia convirtiéndola en una presunción de culpabilidad, ni nunca va a exigir a ningún adversario político que tenga que explicar lo que no ha hecho o lo que las insignias y las calumnias dicen, falsariamente que ha hecho”, ha finalizado.