El vicesecretario de Comunicación del , , ha asegurado hoy que “los mismos que justifican a son los que justifican a los totalitarios en Cataluña y a los dictadores en Venezuela”.

En referencia al mitin que tienen previsto protagonizar y Joan Tardà, Casado ha asegurado que “Otegi no es una persona inocua, es un pistolero confeso, un terrorista”, por lo que “no podemos tolerar que dé mítines con los que intentan romper España en Cataluña”.

En su opinión, “las purgas de Puigdemont se vienen pareciendo a las de Maduro y a la absoluta intransigencia que vivimos en los peores años los constitucionalistas, a quienes nos costaba la vida defender nuestras ideas”.

SIN BLANCO, ETA SEGUIRÍA MATANDO

El vicesecretario de Comunicación del PP ha asegurado hoy que si no hubiera existido Miguel Ángel Blanco, “quizás la organización seguiría matando, el PP no sería lo que es hoy y muchos de nosotros no nos habríamos dedicado a la noble vocación política”.

“Nosotros no idolatramos a asesinos, sino que idolatramos a héroes como Miguel Ángel, porque eso nos diferencia y nos honra como partido y como sociedad. La historia de la humanidad se construye sobre testimonios heroicos”, ha enfatizado.

Precisamente por ello, ha alertado sobre las amenazas que pueden empañar su imagen y la del resto de las víctimas del terrorismo: el olvido, por aquellos que dicen que hay que pasar página y cerrar heridas; la equidistancia, que supone equiparar a víctimas con verdugos, y el relativismo, puesto que no debemos olvidar que “a Miguel Ángel lo mataron por sus ideas y por ser un político del PP”.