El presidente del , , ha anunciado hoy una nueva revolución fiscal, en cuanto el PP acceda al Gobierno después de las elecciones del 28 de abril, bajando todos los impuestos y paralizando la subida que el PSOE pretendía del IRPF, Sociedades, cotizaciones sociales, patrimonio, sucesiones y donaciones, la creación de un impuesto a las transacciones financieras y a las tecnológicas y el aumento de la fiscalidad medioambiental con el impuesto al diésel.

En este sentido, ha detallado que la receta del PP nada más llegar al Gobierno será bajar el Impuesto de las Rentas de las Personas Físicas por debajo del 40%, el de Sociedades por debajo del 20%, así como suprimir Sucesiones, Donaciones, Actos Jurídicos Documentados y Patrimonio.

En la Convención de Economía y Empleo que los populares han celebrado en , Pablo Casado ha recordado cómo el PP bajó los impuestos en 1996 y 2014, al tiempo que ha asegurado que el objetivo de sus políticas será “devolver la renta a los españoles, porque donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los contribuyentes”.

En el caso de la legislatura que comenzó en 1996, tal y como ha explicado Casado, se bajaron los impuestos todos los años, el IRPF lo hizo del 56 al 43%; se redujo un 33% el tipo efectivo del mismo; aumentó la renta neta de los hogares un 5,3%; la mejora de las reglas de cálculo en el Impuesto Sociedades benefició a un 80% de las sociedades declarantes; se suprimió el Impuesto de Actividades Económicas para la mayoría de las sociedades –un 92% de la mismas-, y la consecuencia fue que nuestro país recaudó 332.000 millones de euros frente a los 183.000 de la época socialista.

Asimismo, en 2014 se volvió a bajar el Impuesto de Sociedades al mínimo, del 30 al 25%; se redujo dos puntos el IRPPF; disminuyeron las cotizaciones sociales; se permitió a las autonomías bonificar sucesiones y donaciones; se anunció la supresión de Patrimonio y que el IRPF se volvería a reducir otros dos puntos para “devolver la renta a los españoles, porque donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los contribuyentes”.

“En cuanto lleguemos al Gobierno vamos a hacer la mayor devolución de espacios de libertad a los españoles, vamos a poner España en marcha y decir que confiamos en autónomos, empresas, trabajadores, emprendedores e innovadores, porque el Gobierno está para incentivar y apoyar, no molestar o intervenir”, ha enfatizado.

EL PP HA DETENIDO LA VENTA DE ESPAÑA A LOS INDEPENDENTISTAS

En otro orden de cosas, tras el anuncio ayer de la convocatoria electoral para el próximo 28 de abril, Casado ha constatado que “gracias al PP hemos detenido la venta de España a los independentistas y ahora vamos a conseguir parar la que iba a ser una futura recesión en España”.

En su opinión, la oposición del Partido Popular al Gobierno ha propiciado que la legislatura “por fin ponga un punto final, y que haya tenido que hacer lo que le había hurtado a los españoles durante nueve meses: la convocatoria de elecciones”.

“Gracias al PP el Gobierno ha tirado la toalla, cuando les hemos encontrado negociando con los independentistas. Decimos de forma ilusionada y moderada que va a acabar esta pesadilla del PSOE con los comunistas y los independentistas porque tenemos la mayoría social de este país”, ha afirmado.

En este contexto, ha proclamado “con alegría” que “somos el mejor partido para volver a recibir la confianza mayoritaria de los españoles”, y se ha mostrado convencido de que el PP volverá a gobernar porque “la gente sabe que cuando dejamos las instituciones, se repiten esas malas políticas de gobierno”.

AUTOPISTA ADMINISTRATIVA

Pablo Casado también se ha referido a la necesidad de apoyar a los emprendedores y autónomos, lamentando las trabas que existen en estos momentos para este colectivo. El dirigente popular ha explicado que el PP “quiere hacer en España una autopista administrativa en la que no haya rotondas, ni desvíos, ni obras” para que quien quiera emprender “tenga una autopista de facilidades por parte de la administración pública municipal, provincial y nacional”.

El líder popular ha pedido apostar “por el silencio positivo” y que las administraciones se comprometan a que haya concesión de licencias para crear una empresa, montar un negocio o para tener cualquier permiso administrativo en cinco días. “Así revertiremos las cifras, volveremos a crear empresas y a competir con los países de nuestro entorno. Al final acabaremos recaudando más, aunque se paguen menos impuestos, porque habrá más empresas y más familias pagando impuestos que servirán para sostener el Estado del Bienestar”, ha explicado.

EDUCACIÓN Y COMPETITIVIDAD

Casado ha enumerado más irresponsabilidades del , como la contrarreforma educativa presentada ayer, por la puerta de atrás, para abocar a nuestra sociedad al fracaso porque la educación es la palanca del desarrollo. Así, ha subrayado que es necesaria por una formación educativa excelente, puesto que si no tenemos trabajadores formados, no serán competitivos.

Por último, ha recalcado que a la hora de votar el próximo día 28 de abril no podemos jugarnos a la ruleta rusa si a alguien “le da por aterrizar bien en su primer vuelo en avión” y ha pedido apostar por quien ya ha demostrado que sabe gestionar y lo ha demostrado. “Este es nuestro proyecto y propuesta de futuro: más poder para las personas y menos poder para los políticos”, ha concluido.