El presidente del , , ha planteado hoy que “las competencias en Educación tienen que estar garantizadas por el Estado”, tras conocerse el informe de la Alta Inspección Educativa que estudia las denuncias sobre un posible adoctrinamiento en las escuelas de Cataluña. “La Inspección Educativa ya no puede hacer frente al adoctrinamiento y a un sistema educativo que se ha convertido el 17 mini-sistemas; no puede garantizar la educación, ni siquiera la libertad de elección de los padres en algunas autonomías”, ha denunciado.

Casado ha defendido que la Educación es algo fundamental y “uno de los pilares de futuro” de España, por lo que se ha preguntado por qué el Estado no va a poder garantizar que la Educación se imparta de forma adecuada. “No es una cuestión de centralizar, sino de tener lealtad en las competencias transferidas y, por supuesto, de supervisar que no está malversando”, ha afirmado.

Sobre este punto, ha explicado que es compatible que la administración autonómica haya acercado la prestación de servicios sociales a la población, con que el Estado “no pierda el control de esas competencias”, que la Constitución no concreta.

Durante una entrevista en COPE, el presidente del ha destacado que el Estado tiene la potestad de garantizar el currículo educativo, la evaluación pública de conocimientos objetiva y la selección del profesorado a nivel estatal. Asimismo, se ha preguntado por qué solo cuando gobierna el PP se pide un pacto educativo y, cuando esto se produce, el resto de partidos se levantan de la mesa de negociación.

Pablo Casado ha recodado también que con la LOMCE, paralizada no solo por PSOE sino también por Cs, ya se permitía que se evaluara a los niños de forma objetiva y permitía la libertad de elección de centro, por supuesto en base a la lengua que quieren los padres.

LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN, OTRO GLOBO SONDA

Durante una entrevista en COPE, Casado ha explicado que el planteamiento de una reforma de la Constitución Española anunciada ayer por el presidente del , con el fin de eliminar los aforamientos, es “otro globo sonda más y otra irresponsabilidad”. Así, ha afirmado que “abrir en canal” la Carga Magna “solo para salir de puntillas por un asunto personal” que afecta a no es serio. “Van a hacer un marco para que la impunidad de los que quieren romper España sea total; vamos a estar en contra de eso”, ha aseverado.

Sobre este asunto, Casado ha apuntado que esta propuesta responde a un intento de lanzar “otro anzuelo” a la oposición, como ya hicieron con la exhumación de los restos de Franco, para ocultar que no tienen “ni votos para legislar, ni para gobernar y ni siquiera sus propios socios de moción de censura están siendo leales”.

REVOLUCIÓN FISCAL FRENTE A SUBIDA DE IMPUESTOS

Preguntado por las subidas impositivas que ha propuesto el Gobierno, el líder del PP ha criticado que lo plantee “para gasto puro y duro”, cuando España está recaudando 12.000 millones más de impuestos que el año pasado; con 22.000 millones más en el conjunto de la administraciones públicas; y 4.000 millones de presupuesto para las autonomías. “Nos viene con una subida de impuestos y una subida del déficit en medio punto. Eso qué es: una campaña de dos años, un plan-E de Rodríguez Zapatero en vena. Eso no se puede tolerar. El PSOE no pretendía gobernar, sino alargar una campaña electoral durante dos ejercicios a costa de todos los españoles”, ha denunciado.

Frente a esto, Pablo Casado ha propuesto una revolución fiscal: poner el IRPF al 40% máximo; bajar sociedades al 20%; suprimir a nivel nacional sucesiones, donaciones y patrimonio; no poner un impuesto a las tecnológicas en pleno Brexit; y no poner impuesto al diésel; entre otras medidas”.