El presidente del , , ha animado al PP a “salir a ganar” en las próximas elecciones del 26 de mayo porque son una “oportunidad para cambiar la historia”.

Para ello, Casado ha pedido al PP “trabajar, ilusionar a la gente, salir a la calle para pelear hasta el último voto”, en definitiva, “lo que siempre ha hecho este partido”. Un partido, ha señalado, “centrado en las personas, en su futuro”, que sigue siendo “la casa común del centro derecha, el partido de las clases medias y de la España que madruga”.

Así, ha subrayado, el Partido Popular ganará y gobernará en las Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y en Europa, recuperando “el rumbo” de dichas instituciones, y servirá de “contrapeso democrático” al posible Gobierno de con los comunistas de Podemos y ERC.

Durante su intervención en un acto en , el líder popular ha recordado que “cuando Zapatero arruinaba España, las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos en los que gobernaba el PP se bajaban impuestos y se mejoraba la educación”.

Por eso, ha remarcado, “estas elecciones, además de votar por la política cercana, la local, tienen una segunda dimensión, que es establecer un contrapeso democrático al posible con Podemos y ERC”. “Si Pedro Sánchez recibe carta blanca el próximo 26 de mayo no va a tener un contrapeso durante cuatro años a su probable Gobierno con comunistas e independentistas y, además, el problema es que no nos podremos quejar”, ha advertido.

Para evitarlo, Pablo Casado ha pedido el voto al PP para que no suceda como en las pasadas elecciones generales, que a pesar de tener más apoyos, estos no se transformaron en “los escaños suficientes para dar un cambio de rumbo a España y a Valencia” y pueda seguir gobernando “alguien que no lo estaba haciendo bien”.

“Lo que no se una en torno al PP va quedar sin unir, los esfuerzos que no se aglutinen en torno a estas siglas, al final van a ser aprovechadas otra vez por los Puigdemonts ”, ha avisado Casado. Como ha destacado el líder popular, “el PP sigue siendo la casa común del centro derecha, el partido de las clases medias y de la España que madruga”.

VALENCIA

Por otro lado, Pablo Casado ha ensalzado la ciudad de Valencia por sus tradiciones, su cultura y su situación estratégica. En este sentido, ha defendido una Valencia que sea “puerta del Mediterráneo” y clave en la revolución digital.

Casado ha criticado el desconocimiento de la ministra de Transición Ecológica sobre el diésel que está haciendo peligrar los miles de puestos de trabajo de la empresa en Valencia y ha resaltado el trabajo realizado por en favor de los cítricos valencianos.

“Valencia es cultura y tradiciones, pero también debe ser innovación”, y todo eso solo lo puede garantizar el PP, ha concluido.