• Considera a Sánchez el “bloqueo personificado” y cree que si fracasa, debe dejar paso, porque ha tenido cuatro posibilidades de investidura y, por su culpa, España lleva demasiado tiempo en bloqueo permanente.

  • Denuncia que el presidente socialista ha faltado al respeto al Rey, puesto que se autoproclamó candidato y anunció su formación de Gobierno mientras el jefe del Estado estaba de viaje.

  • Anuncia el voto negativo del PP a la investidura de Sánchez dado que, un mes después de las elecciones, “aún no se ha dirigido a nosotros y ya ha elegido claramente su intención de formar Gobierno con Unidas Podemos y está en plena negociación para blanquear el independentismo catalán” .

  • Afirma que Sánchez “ha cruzado el Rubicón y ya no tiene marcha atrás, porque el que decía que le quitaba el sueño será ahora para él un gran vicepresidente y ha asumido de los independentistas la expresión de conflicto político en Cataluña”.

  • Justifica su posición porque “somos la alternativa sistémica al PSOE” y no podemos liquidar la oposición constitucionalista, dejándola en manos de Unidas Podemos y de VOX.

  • Asegura otras alternativas posibles para la investidura de Sánchez, con Unidas Podemos y C’s, para lo que no haría falta negociación con ERC, “algo coherente con lo que quiso en 2016”. “Las otras fuerzas políticas también tienen que asumir su responsabilidad”.

  • Mantiene que el PP podría participar en la gobernabilidad de España, para lo que ya propuso once pactos de Estado, que pasarían inicialmente por aprobar unos presupuestos y mantener una posición conjunta en Cataluña, basada en la Constitución, en la concordia y la legalidad.

  • Llama a la tranquilidad ya que “pase lo que pase, el PP garantiza la estabilidad, porque no vamos a permitir la mutación de la Constitución y los estatutos de autonomía”.

  • Asevera que “no puede ser que la llave del futuro de España la tenga un preso condenado por sedición o un fugado de la Justicia española”, ya que Sánchez en campaña decía que traería qua Puigdemont a España, pero no que era para negociar con él.

  • Cree que Sánchez ha unido su destino a Junqueras y a Torra y el PP no puede estar ahí, porque “nosotros no somos intercambiables por ERC, Bildu o Podemos”.

  • Enfatiza en que “todo lo que pase desde hoy es responsabilidad exclusiva de Sánchez, a quien no le quedan más conejos en la chistera, porque su contorsionismo no tiene límites y está ante su última oportunidad”.

  • Denuncia que el PP siempre ha recibido “un portazo de Sánchez por respuesta” y no solo quiere despreciar al PP, sino que vuele por los aires su alternativa constitucional.

  • Expresa su duda sobre que los presidentes autonómicos del PSOE estén de acuerdo con lo que pretende Sánchez en Cataluña. “Queremos ver si hay vida en el PSOE más allá de Sánchez con las mociones que hemos registrado sobre Cataluña”, manifiesta.

  • “Ir a terceras elecciones sería una gran irresponsabilidad; y sería exclusiva de Sánchez, como lo fue su segunda convocatoria”, subraya.