El presidente nacional del , , ha exigido hoy que los “amigos del sanguinario terrorista” no tengan ningún papel en el futuro de España, ni en la investidura de , como auguraba Otegi antes de la celebración de las elecciones generales del pasado 28 de abril.

Durante un acto celebrado en Santander, el líder del se ha referido a la propuesta de Pedro Sánchez para nombrar presidente del a Miquel Iceta. En este sentido, ha criticado el fondo y las formas en las que se ha pretendido designar al parlamentario catalán, porque no es responsable anunciar un presidente sin escaño en la Cámara Alta.

De este modo, ha advertido a Pedro Sánchez de que no se puede pretender cabalgar un tigre como el del nacionalismo porque nunca se va a volver vegetariano, al tiempo que califica de “inmenso error” la posibilidad de que el presidente del Gobierno en funciones base su gobernabilidad en los independentistas.

En materia económica, Pablo Casado ha repasado los últimos datos económicos relativos a empleo, inversión internacional, cifra de negocios y cifras de actividad del sector servicios. Ante esta situación económica, ha demandado a Sánchez aplicar políticas para mejorar la situación económica y no “medidas que van en la dirección contraria”.

Por este motivo, el líder del PP ha considerado que en las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo, el Partido Popular sea el “contrapeso” a Sánchez, por lo que ha reclamado “optimizar los votos para que el PSOE no tenga carta blanca en esta legislatura”.

En este punto, ha recordado que en los anteriores comicios, el PP fue el único partido que planteó acuerdos para optimizar esfuerzos, mientras que otras formaciones celebraron la noche electoral, ya que solo buscaban intentar liderar la oposición y en lugar de echar a Pedro Sánchez de La Moncloa.