Sernauto representa a un millar de empresas de componentes que generan más de 370.000 empleos directos e indirectos y factura más de 37.000 millones de euros en nuestro país.

La presidenta de Sernauto ha explicado al presidente del PP la necesidad de apoyar esta industria y realizar una transición progresiva en la que se tengan en cuenta los factores medioambientales, sociales y económicos.

Por su parte, Casado ha reconocido la contribución de este sector, que exporta el 55% de su facturación y que “es vital para la economía y la sociedad española”. Asimismo, ha señalado el compromiso del PP con esta industria ante las anunciadas subidas de impuestos y reformas laborales del Gobierno que pueden poner en peligro su futuro.