El presidente nacional del , , ha reivindicado la figura de Blanco y ha instado a poner “el foco” en la vida del joven concejal de Ermua para aprender de su “testimonio vivo de amor a España y a la libertad y de su valentía y vocación de servicio público, incluso cuando eso le podía costar la vida.”

“Debemos rememorar todo aquello que hizo que su mera existencia se hiciera insoportable para los enemigos de la libertad”, ha afirmado.

Durante su intervención en la que se celebra en , Casado ha abogado por “asociar a la víctimas del terrorismo no a lo que sus asesinos quisieron que fueran, si no a lo que ellos quisieron ser”. Para ello, a su juicio, “el primer homenaje es rescatar su memoria de las manos de sus verdugos y ponerla en manos de los demócratas”.”

En este sentido, Casado ha recordado que “Miguel Ángel formaba parte de un partido en el que creía y por eso lo mataron” y ha advertido que “la libertad tiene muchos enemigos y defenderla exige muchos sacrificios como la soledad, la incomprensión o ser minoría”.

“Eso siempre ha sido así cuando se trata de hacer crecer el Estado de Derecho allí donde no se respeta. La libertad sin Estado de Derecho no puede existir”, ha subrayado.

HAY QUE ESCRIBIR EL RELATO DEL FIN DE

Por todo ello, Casado ha abogado por escribir el relato de la derrota de ETA que ha sido posible, como ha recordado, no gracias a “terroristas blanqueados, ni cómplices políticos de la banda terrorista disfrazados de artesanos de la paz”.

“Los que han hecho posible el fin de ETA son los ciudadanos que se movilizaron, las instituciones democráticas que respondieron y el Estado de Derecho, que se tomó muy en serio y con todas sus consecuencias su trabajo hasta el final”, ha aseverado.

Con ello, a juicio del presidente del , se demostró que “el cumplimiento de la ley nunca supone un obstáculo para la convivencia libre en una sociedad, sino justamente su garantía y su condición de posibilidad”. “Sea en el País Vasco, sea en Cataluña o sea donde sea”, ha añadido.

FIN DE LOS HOMENAJES A TERRORISTAS

En este sentido, Casado ha anunciado que el Partido Popular acaba de presentar en el una Proposición de Ley, para ampliar el delito que ya existe de convocatoria de actos de homenaje y extenderlo a la convocatoria de actos de homenaje, recepción pública o concesión de honores a personas condenadas por delitos de terrorismo.

De esta forma, ha explicado “el que convoque o prepare un homenaje a un terrorista, aunque luego no llegue a celebrarse, tiene que tener el reproche de toda la sociedad”.

Asimismo, el PP aboga con esta iniciativa por que cambie la prescripción de los delitos de terrorismo, y además de considerarse imprescriptibles los delitos de terrorismo que hayan causado la muerte de una persona como sucede ahora, esto se extienda a todos los que colaboren, ayuden, organicen o financien el terrorismo.

Todo ello, ha señalado Casado, con el objetivo de “recordar quién estuvo al lado de las víctimas y quiénes lo fueron, y recordar quiénes las injuriaron, quienes agravaron cruelmente su sufrimiento y quién las ignoraron”.

SIMULACIÓN DE NOVEDAD DE CARA A LA INVESTIDURA

En otro orden de cosas, Casado ha advertido de que “seguimos aún fuera de la normalidad política, con una investidura incierta y con la posibilidad de que llegue a cerrarse de mala manera”.

Asimismo ha criticado la “simulación de novedad” que se ha producido en las últimas horas “para hacer lo previsible”, es decir, “para que el PSOE pueda llegar a un acuerdo de gobierno a nivel nacional con Podemos”, como ya lo ha hecho en una decena de diputaciones, en diez capitales de provincia y en 7 comunidades autónomas, con pactos firmados o en trámite de hacerlo.

Frente a esto, Casado ha reivindicado “los acuerdos satisfactorios” en muchas comunidades y ayuntamientos que ha logrado alcanzar el PP y ha destacado los avances para conseguir que, después de , se logre un entendimiento en también pronto.

En esta línea ha respondido a aquellos que acusaban al PP de no dialogar y de ser una formación aislada que en estos meses el Partido Popular ha pactado con hasta ocho partidos políticos y ha ofrecido once pactos de Estado al PSOE para dar estabilidad a España.

EL PP, UN PARTIDO DE LARGO ALCANCE

Casado ha concluido su intervención asegurando que el PP tiene una “mirada amplia, autonómica, nacional y europea que integra en torno a nuestro proyecto político y a una mayoría plural de españoles”.

Por ello, ha instado a “ser capaces de mirar lejos, mirando también hacia atrás para entender nuestra propia historia y revitalizar también las verdaderas raíces de nuestro partido”.

Asimismo, ha reivindicado que “el Partido Popular es el gran proyecto de libertad para España” y ha abogado por “debatir ordenadamente cómo y a dónde debemos ir” y por hacerlo “juntos” ya que “es la única manera que el conjunto salga fortalecido no debilitado”.