• ¿Dónde está Celaá?, pregunta. “40 sentencias y ni un requerimiento del ”, añade, durante la manifestación en contra de la Ley de imposición lingüística del Gobierno valenciano.
  • Explica que “son más de 40 sentencias del TSJCV en contra de la actual política de enseñanza socialista y siguen adelante hacia su objetivo de “adoctrinamiento catalanista” que puede abocarnos a un “ procés valenciano ”.
  • “¿A qué espera el ministerio socialista de Sánchez para enviarles un requerimiento? ¿Va a actuar la Alta Inspección o los requerimientos solo los utilizan para perseguir a las CCAA en donde gobierna el PP para perseguir la libertad de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos?”, se pregunta.
  • Denuncia que “el PSOE y sus socios están rompiendo el primer gran Pacto en materia educativa de la Transición” y anuncia que el PP pedirá la comparecencia de Celaá para para que “explique su intención de recortar los derechos y libertades” de los padres para elegir la educación y el centro escolar de sus hijos.
  • Considera que el ejercicio de la libertad de enseñanza es un derecho fundamental, que recoge nuestra Constitución, en su artículo 27, en un plano de equilibrio con el derecho a la educación.
  • Argumenta que “el Estado debe proteger y garantizar este derecho a las familias, como principales responsables de la educación de sus hijos. En ningún caso el papel de los padres puede ser sustituido ni condicionado por el Estado”.
  • Llama al socialismo a volver a la senda constitucional de “los pactos de estado en materia educativa como reclama la sociedad española y toda la comunidad educativa”.
  • Exige “la retirada de la Ley Celaá para volver al acuerdo frente a la imposición”.
  • “Las familias valencianas exigen con todo derecho que sus hijos puedan disfrutar, cuando menos, de idénticas oportunidades de formación en idiomas que los hijos de cualquier otra familia de cualquier otra comunidad autónoma o de cualquier otro país de nuestro entorno europeo”.
  • Denuncia “que el verdadero objetivo de PSOE y Compromis en la Comunidad Valenciana es copiar el modelo que utilizó Cataluña hace veinte años”. “Todos los pasos que ha dado el actual gobierno del Botánico, en materia educativa en los últimos 5 años, van en esa dirección”, añade.
  • Asegura que “el PP no va a permitir que utilicen la educación como instrumento de adoctrinamiento y de implantación de su sistema porque atenta contra la libertad de los padres a elegir la educación de sus hijos y atenta contra la libertad para elegir en qué lengua se enseña a sus hijos”.
  • Explica que hoy la Comunidad Valenciana, con el PSOE y Compromis, “es una réplica del modelo de Sanchez e Iglesias. Las familias no pueden elegir directamente la lengua vehicular de enseñanza porque lo decide el ”.