El portavoz del Grupo Parlamentario del en la Comisión Especial sobre la Evolución Demográfica en España, , ha explicado que desde el PP, tras la aprobación del paquete de 100 para luchar contra la despoblación y el reto demográfico, “combatimos la supervivencia de nuestro Estado y nuestra forma de vida”.

Tras la votación, Antonio Clemente ha criticado el comportamiento del principal partido de la oposición en el Senado, el PSOE, que no sólo no ha presentado “ninguna propuesta alternativa de trabajo”, sino que han abandonado la Comisión “con más teatro que argumentos, algo que sin duda ya tenían decidido, antes del comienzo de la Comisión”.

“Han dejado una vez más solos a los miles de pueblos y sus habitantes, para los cuales este documento, esperan les ayude a mantener sus pueblos y su forma de vida”.

Tras recibir el encargo de la Conferencia de Presidentes de realizar unas recomendaciones para mejorar la evolución demográfica en España, hoy el Senado ha aprobado el informe del GPP. El documento contiene 100 recomendaciones sobre los aspectos más interesantes y, a la vez, más preocupantes sobre la evolución democrática en nuestro país.

En opinión del senador valenciano, “las recomendaciones llegan ante los datos de natalidad que tenemos en España -la más baja de Europa, con 1,3 niños por pareja, cuando su deseo es tener más- y también, tenemos la suerte de tener la expectativa de vida más alta del mundo, después de Japón”.

BAJA NATALIDAD Y ALTO ENVEJECIMIENTO

El Informe plantea un amplio paquete fiscal de respaldo a las familias y la natalidad, con ayudas a familias de dos o más hijos y madres jóvenes; así como apoyos a la conciliación. En este sentido, Clemente ha indicado que hay que añadir que nuestro territorio tiene importantes zonas despobladas, con baja natalidad y un alto envejecimiento.

A renglón seguido, Antonio Clemente ha dejado claro que el Informe pone el foco en la natalidad, recogiendo la necesidad de ayudas para que las familias puedan tener los hijos que deseen. “Para eso se aprueban ayudas a las familias, para la educación, para los productos básicos, como pueden ser lo pañales. También se contemplan ayudas para conciliar la vida laboral y familiar, que es un eslabón básico para que las mujeres puedan decidir tener hijos”.

Para el otro gran reto demográfico que es el envejecimiento de la población, el portavoz popular ha subrayado que desde el PP “queremos que se produzca un envejecimiento saludable y hay que profundizar en los planes para mayores, como los que sufren alzhéimer y enfermedades crónicas”. Además, Clemente ha puesto en valor la experiencia de nuestros mayores como “un activo muy importante ya que pueden formar a los jóvenes en nuestras empresas”.

LA INMIGRACIÓN, PARTE DE LA SOLUCIÓN

Frente a esta situación, el documento refleja que España afronta un fenómeno migratorio importante. Para Clemente “este fenómeno, sí puede ser parte de la solución y es algo que se debe regular con legalidad, atendiendo las necesidades, luchando contra las mafias en los países de origen y en colaboración con nuestros países vecinos”.

Igualmente, el portavoz popular ha querido destacar la importancia de desarrollar campañas de convivencia para la integración de inmigrantes desde el respeto mutuo a los derechos humanos y a la sociedad de acogida.

PROGRAMAS PUESTOS EN MARCHA POR EL PP

En este punto de su intervención, Antonio Clemente ha recordado que ya el anterior puso coto al problema del acceso a Internet en las zonas menos pobladas, destinando 525 millones, hasta el 2021, de euros al programa 300x100 . A continuación, ha puesto en valor la gestión de Mariano Rajoy con la dotación de 125 millones de euros en 2018, para poner en marcha dicho programa.

Al hilo de esto, el senador popular también ha recalcado los 100 millones de euros que también dotó el Ejecutivo de Rajoy para un programa de creación de empleo destinado a los más jóvenes en poblaciones con menos de 5.000 habitantes.

Para concluir, Clemente ha subrayado que “desde el PP siempre hemos defendido que hacemos frente a un reto que no debe ser la apuesta de ningún partido, sino una cuestión de Estado”.