La vicesecretaria de Organización pide generosidad política a los constitucionalistas para plantar cara al nacionalismo en el País Vasco y Cataluña, “pensando antes en un bien superior que en el de cada partido”.

Reitera que en no se dan esas circunstancias excepcionales, donde gobierna el PP con mayoría absoluta sin un independentismo al acecho y no sería necesario abordar esta fórmula.

Insiste en que el PP presenta una Ley de Cuidados Paliativos como alternativa a la Ley de Eutanasia del PSOE, que supone “un suicidio asistido”.

Subraya que el PP seguirá reclamando la deuda del IVA del con CCAA y ayuntamientos, “porque es un dinero que es de todos” y no puede ser que, cada vez que a Sánchez no le venga bien algo, culpe a los gobiernos del PP: “Que pague lo que le corresponde”.

Lamenta que Lambán, al igual que el resto de barones socialistas, no se plante de verdad ante los desmanes de Sánchez con independentistas, comunistas y batasunos, ya que “solo hacen amagos, pero al final se echan atrás”.

Manifiesta que el PP no va a consentir que sea la cuarta provincia de , como quieren PNV y Bildu, con un presidente Sánchez “maniatado a sus prebendas y cesiones”, como ha demostrado con la marcha de Navarra de la Guardia Civil de Tráfico y el acercamiento de presos.