• Cree que el régimen de Maduro tiene “agarrado por la solapa” a parte del Gobierno, porque Podemos le debe su existencia y financiación.

  • Anuncia que el PP solicitará una comisión en el Congreso para investigar la “kafkiana” reunión de Ábalos y los vínculos de financiación de los socios de Sánchez en el Gobierno.

  • Insta a Sánchez a cesar a Torra, porque no es un interlocutor válido, si este se niega a dejar de ser presidente de la Generalitat.

  • Alerta del “vaciamiento institucional que no se ve” que pretende el Gobierno “cargándose” la división de poderes y alentando un cambio de modelo político “volatilizando todas las normas no escritas. “Es como si en una nuez entra un insecto y la vacía por dentro, aunque por fuera queda igual”.

  • “No damos abasto para hacer tanta oposición”, asegura el líder del PP tras las constantes polémicas en solo dos semanas de Gobierno de izquierdas, que lo que busca es “adocenar” y “crispar” la labor de control al Ejecutivo.

  • “Tenemos un Gobierno instalado en la mentira impunemente, impúdicamente y reincidentemente. Jamás he visto un mandatario que mintiera de forma tan reiterada, sin reproche social, mediático o electoral alguno a la altura de sus mentiras”.

  • Llama a la refundación del centro-derecha como “una necesidad nacional” para derrotar a la alianza de la izquierda y el nacionalismo.

  • Asegura que el PP no tiene que disfrazarse ni renegar del pasado. “Son las demás formaciones las que se disfrazan del PP y corean nuestros temas al karaoke”, apunta.

  • Aboga por dar la “batalla ideológica” y no dejar que la izquierda arrebate al PP las banderas de la igualdad, la revolución digital o el cambio climático porque ha liderado el avance político en estas materias.

  • Asegura que el “cambio de régimen” que se plantea es una revisión de la Constitución del 78, “que es la actual”, a la que ha definido como “abierta, moderna, permeable y el paraguas que nos ha permitido disfrutar del periodo mayor de paz, libertad y prosperidad de la historia de España”.

  • Recuerda que el proceso que atraviesa el PSOE de unión con los nacionalismos “no es nuevo” sino que empezó con el pacto del Tinell en 2003 y terminó con Pedralbes y “la escenificación de un cambio de régimen que es la revisión explícita del sistema del 78”.

  • Alerta de la “dicotomía” entre los que apuestan por la continuidad histórica de España y “los que quieren levantar una bandera para reconstruir el sistema, cambiar el régimen o el paradigma de lo que es nuestro país”.