: “ESPAÑA NO MERECE UNA POLÍTICA EXTERIOR SIN AMBICIÓN”

  • La portavoz de Exteriores del GPP, Valentina Martínez, critica la “enorme debilidad” de España en política exterior con una pérdida de influencia creciente en la UE: “España no merece una política exterior débil, sin orientación, ambición ni dirección”.
  • Lamenta que el no defienda “con más fuerza e insistencia” los intereses de los españoles en la negociación de las Perspectivas Financieras en la UE.
  • “El Gobierno de España debería estar defendiendo de forma más fuerte e insistente los intereses de los españoles, de nuestros agricultores, y eso se consigue con fuerza, determinación y cuando se tiene un rol respetado y se cuenta con fortaleza dentro de la UE”.
  • Señala que el Brexit pudo suponer para España jugar un rol “fuerte” dentro de la UE, y lamenta que la pérdida de influencia y de credibilidad de España en Europa haya diluido la ventaja estratégica que consiguió el anterior para decidir el futuro post-Brexit de Gibraltar.
  • Destaca también la importancia de nuestra fortaleza en política exterior para negociar con Marruecos y Argelia con respecto a los conflictos marítimos de la ZEE, o las relaciones transfronterizas con y . Subraya que cuando los países perciben “debilidad” aprovechan para plantear.

: “LATINOAMÉRICA SÍ IMPORTA, RECONOZCAN A GUAIDÓ”

  • La portavoz de del GPP, Belén Hoyo, censura las palabras de la vicepresidenta Calvo al señalar que Latinoamérica ‘no importa a nadie’: “Importa, preocupa y ocupa a muchos españoles. América Latina debería ser una prioridad para el Gobierno, siempre lo ha sido para los gobiernos del PP y así debería continuar”.
  • Exige al Gobierno que trabaje para que Latinoamérica “mire más hacia Europa que a otras regiones; que España sea el principal interlocutor entre América Latina y Europa y que se denuncie la ausencia de libertad, democracia y derechos humanos en la región”.
  • Reclama a la ministra González Laya que diga qué política exterior va a seguir en Venezuela: “Si va a la política de Borrell o la de Iglesias” y exige al Gobierno que reconozca a como presidente legítimo de Venezuela.
  • Critica que el Ejecutivo de Sánchez siga “mudo” ante las crecientes represiones en Nicaragua o la falta de libertades en Cuba, y pide restablecer las relaciones diplomáticas con Bolivia para que las elecciones de mayo en el país discurran “en absoluta libertad y democracia”.
  • Demanda al Ejecutivo que “esté atento” a los perjuicios que pueden generarle a nuestra agricultura “cuestiones preocupantes” en el Convenio con Mercosur.
  • Señala que el Gobierno no puede estar “en la equidistancia” cuando en Venezuela se atenta contra los derechos fundamentales y le exige que llame a las cosas por su nombre, porque en Venezuela hay “una dictadura, y las dictaduras son dictaduras, no conflictos”.
  • Reclama al Ejecutivo que no equipare a víctimas y verdugos, “poniéndolos al mismo nivel”, y rechaza “las salidas negociadas para delincuentes internacionales que atentan contra los derechos humanos como Delcy Rodríguez o Maduro, por mucho que lo exija Zapatero”.