Afirma que la inestabilidad política se puede transformar en confianza y en estabilidad y pone como ejemplo los ayuntamientos de Madrid, Logroño y Zaragoza. “La inestabilidad política la provoca alguien y la mantiene alguien porque le interesa”, señala

Reitera que “fragmentación no es sinónimo de inestabilidad”, y que solo se da si no se sabe gestionar el resultado de unas elecciones, labrar acuerdos y buscar las mayorías suficientes

es incapaz de generar un gobierno para España y una mayoría suficiente”

Recuerda que gobernar para todos significa ser un partido de centro derecha moderado y abierto, con un proyecto político con líderes y equipos capaces de llevarlo a cabo. “En eso, es en lo que nos diferenciamos del ”, afirma

Asegura que ante el escenario de un futuro incierto y de gran volatilidad podemos optar por el pesimismo y la resignación o por el optimismo y utilizar los instrumentos que nos permitan llegar a la estabilidad.