Dice que “la pinza” de la que habla Lastra la están haciendo el PSOE y , que están ejerciendo un “tacticismo” con el objetivo que se repitan las elecciones.

Asegura que el PP “nunca tiene miedo a nada, nuestra historia lo demuestra y sabemos estar en el ejercicio de cada momento histórico”, pero advierte de que España necesita gobierno y no nuevas elecciones.

Subraya que el PP es la alternativa al PSOE de Sánchez y que está ejerciendo la responsabilidad y la madurez que el exige el momento que vivimos, ofreciendo al candidato socialista pactos de legislatura.

Pide al candidato socialista “que deje de jugar con España y secuestrar la democracia”, y lamenta que y no puedan controlar al Gobierno.

Invita a a llamar a para recordarle sus palabras: “el PSOE no tiene nada que negociar con los independentistas”.