A continuación, se ha referido a la publicación de Arran, las juventudes de la CUP, donde se ven los rostros de varios líderes políticos acompañada de la palabra: “señálelos”. Estos actos, ha señalado, junto con los tuits donde se pinta una diana en la frente de otros políticos, son propios de regímenes totalitarios, no democráticos. Todo esto sobrepasa el límite de la libertad de expresión. Ha aprovechado para llamar la atención sobre el parecido de este grupo violento con la kale borroka que se vivió en los peores años del País Vasco: “no se puede permitir estas coacciones, señalamientos, insultos y agresiones”. Respecto a los apoyos, ha señalado que solo tienen “al terrorista Otegi, el prófugo por violación Assange y el dictador Maduro”.

Para acabar, el vicesecretario ha alabado el discurso “potente, firme y sereno” del presidente . “Mientras gobierne el PP, no habrá independencia ni referéndum ilegal. Se hará lo que sea necesario para evitarlo. No les va a salir gratis, quien incumple la ley en España se atiene a la condena que corresponda”. Sobre la aplicación del artículo 155 ha dicho que “ojalá no hubiera que aplicar ningún artículo porque no estuviéramos en esta situación”.