La portavoz de Cambio Climático del Grupo Popular en el Congreso, , defendió hoy el nivel del compromiso del en la lucha contra el cambio climático e invocó el cumplimiento de las leyes y el estudio sobre cumplimiento de los objetivos nacionales para 2020 que tiene previsto elaborar el en su rechazo a una iniciativa a este respecto debatida en el Pleno. “Está cumpliendo con el primer protocolo del periodo de Kioto, poniendo en marcha el fondo de carbono y la hoja de ruta de los difusos”, detalló, para negar rotundamente a continuación el mantra que repiten algunos sectores de la oposición: “El PP nunca ha cuestionado la existencia del cambio climático”.

Sobre el fondo de la iniciativa presentada por CiU para distribuir entre las comunidades autónomas y a las políticas de lucha contra el cambio climático los recursos de las subastas de los derechos de emisión, Bajo apeló al cumplimiento de las leyes vigentes, entre las que figuran, citó, la norma de medidas fiscales de sostenibilidad energética y los Presupuestos del Estado, que establecen claramente los porcentajes dedicados a estas cuestiones.

De igual manera, animó a los convergentes a aguardar el estudio del cumplimiento de objetivos nacionales para 2020 que va a elaborar el Ministerio de Agricultura donde, entre otros aspectos, se identificará la tendencia esperada sobre emisiones de gases invernadero, así como las políticas y medidas necesarias para el cumplimiento de los objetivos.

En su exposición, la diputada popular profundizó en las incoherencias planteadas por CiU en su iniciativa, que colisionan con los planteamientos formulados por los convergentes en otras materias, así como en las dificultades técnicas de dicha propuesta.

A este respecto, señaló que la iniciativa de CiU conllevaría la fijación de unos objetivos de reducción de gases de efecto invernadero para las comunidades, y calibró los efectos que esta circunstancia tendría en CiU. “Si vemos lo fritos que están por tener que cumplir los objetivos de déficit y a eso le añadimos los objetivos de la reducción de emisiones -espetó dirigiéndose a la bancada de los convergentes-, ¿cómo estarían de chamuscados por el Estado?”.

Sobre esta circunstancia, recordó que el responsable último de los cumplimientos de España en materia de cambio climático es el Estado e hizo ver a CiU que la medida que proponen supondría necesariamente la solidaridad interterritorial, un principio que deseó que los convergentes hiciesen también brillar aplicándolo en otras cuestiones políticas: “Ojalá ocurriera con todo lo demás que plantean”.

Asimismo, Bajo abundó en las dificultades técnicas de la iniciativa planteada, caso de la contabilidad de las emisiones, puesto que los objetivos de reducción de emisiones están fijados a escala nacional y no se disponen de herramientas para fijarlos a escala territorial, al tiempo que se preguntó por los criterios que serían más adecuados a la hora de distribuir de dichos recursos entre las comunidades y la necesidad de que estos fuesen aprobados por consenso.

La diputada popular también recalcó que “España cumplirá con Europa”, y más allá de las energías renovables pidió poner el acento en el que considera como el “principal lastre” para garantizar la sostenibilidad del sector y de una parte de la economía del país: el déficit de tarifa.

En última instancia también se dirigió al PSOE para advertirle del peligro de sus constantes cambios de criterio, también en materia de cambio climático. “Cambian tanto de criterio, giran tantas veces el barco, que van a acabar por hundirlo”, concluyó.