El secretario ejecutivo de Electoral del y el presidente del , , ha asegurado este martes que “la educación es básica, porque no sólo nos proporciona más libertad sino mayor bienestar al individuo y la colectividad”.

Durante su intervención como moderador en la mesa ‘Reforma educativa como freno del fracaso escolar y garantía de acceso al empleo’, en el marco de la 18 Interparlamentaria Popular que se celebra en Toledo, Tirado ha insistido en la necesidad de realizar una buena reforma educativa, porque “la educación es el futuro” y ha recordado que la actual Ley “no funciona y es susceptible de mejorarla muchísimo”.

“Somos un partido reformista”

Asimismo, el dirigente popular ha señalado que “como somos un partido reformista, no podemos quedarnos en el inmovilismo, tenemos que avanzar en aras a dos cuestiones: calidad y la excelencia”.

También ha participado en la mesa redonda la portavoz de Educación del GPP en el Congreso de los Diputados y secretaria nacional de Educación e Igualdad del PP, Sandra Moneo, quién ha afirmado que “las propuestas del Gobierno y del Partido Popular, en materia de educación, son calidad, equidad y libertad”.

Por ello, es importante “realizar un pacto en la Ley educativa para cambiar, porque la pervivencia del actual modelo va a incidir ruptura de calidad entre los alumnos”.

“Cada minuto perdido, pierde la Educación”

Sandra Moneo ha explicado que “es el momento de pedir que no nos dejemos llevar jamás por esos cantos de sirena de quienes no quieren hablar de educación y centremos el debate en lo que verdaderamente nos importa, que es el bienestar de nuestros alumnos”. “Cada minuto que perdemos es un minuto que pierde la educación”, ha matizado.

Educación Integral

Por su parte, la portavoz del GPP en el , Arantxa Quiroga, ha señalado que “la clave de la reforma educativa ha de ser la educación integral de la persona, el desarrollo de su capacidad crítica y una sólida base de conocimientos”.

Otro de los miembros participantes, el consejero de Educación, y Deportes de Castilla La Mancha, Marcial Marín, ha manifestado que “existen sobradas razones para cambiar la actual Ley, no nos podemos quedar quietos y tenemos que actuar con rapidez”.

Trabajar para sostener el sistema

El dirigente castellanomanchego ha señalado que “tenemos que trabajar arduo con un claro sentido, sostener el sistema educativo” y ha detallado que es necesario “premiar la inversión en cultura, en excelencia, en especialización y autonomía de los centros, potenciar la profesionalización y mejorar la empleabilidad, la apuesta por las nuevas tecnologías, el conocimiento del inglés y la autoridad del profesorado”.

Para lograr todo ello, Marcial Marín ha insistido en que “Castilla-La Mancha va a colaborar para conseguir el máximo consenso, porque la reforma educativa debe de ser un freno para el fracaso escolar y una garantía para el empleo”.

La mesa redonda ha sido concluida por el portavoz de Educación del GPP en el , , quien ha insistido en que “España está razonablemente dotada en medios humanos, materiales y económicos para alcanzar un sistema educativo de calidad”.