• Advierte de que la carta que ha enviado Sánchez a sus militantes para pedir el apoyo al acuerdo con Unidas Podemos, no hace ninguna referencia a la amenaza separatista, ni a la cohesión territorial. “Y no lo hace porque está cortejando a ERC y quiere incluir a los separatistas en ese acuerdo que ya tiene con Unidas Podemos”, asegura.
  • Recuerda que cuando se celebró el debate a cinco, Pablo Casado le preguntó varias veces si iba a pactar con los independentistas y Sánchez miró para abajo y leyó sus papeles. “Por eso, los españoles ya lo sabían y lo confirma hoy en esa carta que ni siquiera menta cuál va a ser su posición al desafío separatista”, afirma.

  • Frente a este escenario que ha elegido Sánchez, el PP va a estar en frente, con una posición firme, coherente y de sentido de Estado. “Una oposición responsable que nos va a llevar a ejercer de dique de contención ante los desmanes de Sánchez y sus socios”, añade.

  • Considera que “el ataque a la libertad educativa es el mejor ejemplo de lo que puede estar por venir, del radicalismo de Sánchez y sus socios. El señor Sánchez ya ha escogido, ha elegido la radicalidad, la vía más nociva para los intereses generales y para los intereses de todos los españoles”.

  • Anuncia que las CCAA gobernadas por el PP van a defender, sin ambigüedad la libertad educativa, vamos a defender con rotundidad la unidad de España y vamos a defender, sin titubeo, las recetas económicas que consideramos que son buenas para los españoles.

  • “El PP no va a cambiar el rumbo, no lo van hacer sus gobiernos autonómicos. Vamos a abanderar la bajada de impuestos, a reducir las trabas burocráticas y a llevar la estabilidad insitucional, allí donde Sánchez supone un riesgo”.