La secretaria de Relaciones Internacionales del PP, , ha calificado como una “malísima noticia” la supresión de la y para Iberoamérica y el Caribe (SECIPI) por parte del , ya que, como ha denunciado, con esta decisión, “España renuncia a su ventaja comparativa y a su valor añadido en política exterior respecto a los demás países europeos y socios atlánticos”.

En este sentido, Martínez ha explicado que, desde que en 1985 el gobierno socialista creara este organismo, “la política exterior hacia ha sido una de las prioridades de la diplomacia española”, por lo que, con su eliminación “los grandes intereses de España en la región, en todos los campos, van a quedar desprotegidos”.

Asimismo, la responsable de internacional del PP se ha preguntado “cómo es posible que haya creado una división propia para distinguir el peso específico de las Américas y que España no lo haga”. “No se entiende esta decisión”, ha lamentado.

De igual forma, ha advertido de que, con esta decisión, España pasará a ser un país más, un país sin “relación especial” y “nuestra interlocución privilegiada con ellos se va a resentir”.

Por todo ello, Valentina Martínez ha recordado que “España es un país europeo, pero también un país profundamente americano con enormes lazos históricos y culturales con Latinoamérica”. Además, España es el segundo inversor mundial en América Latina después de Estado Unidos. Y tenemos una gran población latinoamericana en España que hace que nuestra necesidad de relación y cooperación sea mayor que en otros países.

Por todo ello, ha criticado que la nueva ministra de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, que ha desarrollado su trayectoria profesional en el ámbito del comercio exterior, no tenga todas en cuenta todos estos condicionantes.

“Como ya llevamos viendo varias semanas con las acciones del Gobierno con Bolivia y Venezuela, se está rebajando la importancia de la región para España y eso no refleja ni nuestros intereses ni nuestros valores”. “Parece que el con este nuevo gobierno tiene nuevas prioridades. Latinoamérica baja de rango para la nueva ministra y quedará integrada como dirección general dentro de la ”, ha criticado. “Un terrible mensaje para nuestros países hermanos y socios de América Latina”.