“Estos documentos son la demostración de que el Gobierno ha engañado a todos los españoles, porque ya sabíamos que no nos estaba diciendo la verdad, y esto es la prueba inequívoca”. De esta manera, Rajoy afirma que esta situación es impropia de una democracia avanzada como la nuestra.

Por otro lado, Rajoy asegura que estos textos tienen una parte de la que se siente orgulloso y es que en las actas, se hacía la siguiente referencia “ni con las víctimas ni con el PP había nada que hacer y es verdad, porque nosotros no nos prestamos a esto y no nos vamos a prestar nunca”.

El Gobierno está obligado a dar una explicación sobre todo esto que se está publicando; “el Gobierno puede decir que es mentira pero está obligado a dar su versión de los hechos porque los españoles se merecen a un Gobierno que no les mienta”.