Los senadores por , y han presentado una moción, que ha resultado aprobada con una enmienda transaccional, en la Comisión de Fomento de la Cámara Alta, que insta al Gobierno a aprobar el desarrollo de las obras derivadas de la transformación de la red arterial ferroviaria de y a que terminen en los plazos establecidos, que fijan su finalización para 2024.

Fernando Goñi, encargado de la defensa de la iniciativa, ha explicado que en 2002 se creó la sociedad Gijón al Norte con el objetivo de soterrar las instalaciones ferroviarias de Gijón, desde el Polígono de Moreda hasta el Humedal (FEVE y RENFE), y la construcción de una estación conjunta de ferrocarril en el Humedal en Gijón. “Pero, desde entonces, las actuaciones han sido insuficientes. La situación, antes de la llegada del , se podía definir como de parálisis”.

El senador asturiano ha recordado que el anterior ministro de Fomento estableció un plan global, que superaba los 800 millones de euros, y que despejaba definitivamente el Plan de Vías de Gijón y devolvía la ilusión hacia un proyecto de mucha importancia para la ciudad. Asimismo, en 2018, el Ayuntamiento de Gijón, el Gobierno del Principado de Asturias y el Ministerio de Fomento, de distinto signo político, aprobaron un histórico convenio para desbloquear un proyecto, el del Plan de Vías de Gijón, paralizado durante años.

SE OLVIDA DE ASTURIAS

“Es habitual que, cada vez que gobierna el PSOE, Asturias deje de ser una prioridad para el Gobierno y pase a ser irrelevante, y es lo que ha vuelto a suceder al llegar al y los proyectos comprometidos se ralentizan, en el mejor de los casos, o se paralizan como ocurrió con Rodríguez Zapatero”, ha dicho Goñi.

El senador asturiano ha lamentado que, aunque el actual ministro de Fomento se comprometió a respetar las inversiones y los calendarios del anterior gobierno central, con la visita del actual Secretario de Infraestructuras “se ha puesto de manifiesto el desprecio de este Gobierno hacia los asturianos y sus representantes al decir, en declaraciones públicas, que solo pueden ser calificadas de disparate, y que el convenio suscrito estaba en fase de análisis jurídico, dando a entender que podría rehacerse o, en terminología socialista, paralizarse”.

Para finalizar, Fernando Goñi ha hecho hincapié en la necesidad de que se cumplan los acuerdos alcanzados “por las tres administraciones de distinto signo político, que daban solución al Plan de Vías de Gijón y ha puesto de manifiesto la alarma causada por estas declaraciones “que no pueden interpretarse más que como una burla a Gijón, una ciudad que no puede renunciar al soterramiento de las vías, proyecto que ya fue aprobado por el PP”, ha concluido.