“Sánchez dijo que no dormiría tranquilo” con miembros de Podemos sentados en el , y ahora será “España la que no duerma”.

Mientras Sánchez firmaba con Podemos un acuerdo para formar Gobierno, Podemos se abstenía en Cataluña para sacar adelante una moción sobre la autodeterminación.

Afirma que el ejercerá una oposición “firme y constructiva” en el Congreso y también desde Ayuntamientos y CCAA, “para evitar los posibles daños a la economía” y corregir los errores de Sánchez e Iglesias, que ya están alarmando a muchos inversores.

“Vamos a defender los intereses del conjunto de España con firmeza y determinación, incluso de esos ciudadanos que no nos han votado, poniendo por delante la igualdad, la garantía del orden constitucional y los intereses de los españoles”.

Remarca que el centro-derecha ha obtenido en estas elecciones más votos que la izquierda y que España Suma hubiera ganado, pero la fragmentación del voto “ha permitido esta aritmética”.

Señala que el “estado natural” de Sánchez es el de pactar con Podemos, aunque hace meses le negó la vicepresidencia o la entrada en el Gobierno.

Destaca que estos comicios han supuesto a los españoles en torno a 200 millones de euros, un “coste incalculable al país por los meses de parálisis” y exige a Sánchez que asuma alguna responsabilidad, “aunque sea pedir disculpas”.

“Ahora toca plantar cara a este Gobierno y mirar al futuro, porque el mayor aliado de Sánchez es fragmentar el centro-derecha y mientras esto siga así tendrá la posibilidad de hacer a Iglesias vicepresidente y a Errejón ministro de Interior”.