“Sánchez no es de fiar, es un hecho objetivo. Fue capaz de decir lo mismo y lo contrario en dos horas e intentar aparecer como el comodín que puede pactar con los constitucionalistas, si se abstienen, y formar un gobierno de extrema izquierda con Iglesias”, critica.

Considera que, pese a la distancia entre Sánchez e Iglesias, “a ambos les interesa que haya gobierno y se van a poner de acuerdo”.

Señala que “el jueves habrá gobierno porque el PSOE ya está cediendo asientos en el ”.

“Cada vez el círculo se va cerrando más, Podemos obtiene los sillones que demandaba y esto hace presagiar que el acuerdo está más cerca para que, por primera vez, la extrema izquierda esté sentada en el Consejo de Ministros”, lamenta.

Acusa a Sánchez de haber “utilizado a los constitucionalistas para blanquear su acuerdo con Podemos cuando sabemos que van a estar sentados en el Consejo de Ministros porque ya lo tenían decidido”.

Constata que la decisión del de votar no a Sánchez “ha sido la acertada y es lo que pedía la ciudadanía y los afiliados”.

Advierte al PSOE de que “ir a elecciones es arriesgado porque los españoles están hartos de los caprichos de Sánchez que nos han llevado a votar dos veces en apenas tres semanas”.

“Unas nuevas elecciones serían la constatación del fracaso de Sánchez a la hora de aglutinar a las fuerzas de su espectro ideológico”, afirma , quien destaca que “el PP ha conseguido aglutinar a doce partidos distintos en diferentes lugares de España”.

Destaca que ayer muchos españoles se sintieron representados con la intervención de Casado, “que puso los puntos sobre las íes a Sánchez, demostrando que lidera la oposición” y avanza que “no se lo va a poner fácil” al líder socialista.

Señala que “no podemos copiar lo peor de la izquierda”, que ha estado siempre fragmentada, e insta a reflexionar sobre las listas porque al ir separados quienes pensamos lo mismo en lo fundamental, hemos regalado la mayoría absoluta al PSOE en el .