Durante el debate de la moción sobre los actos de conmemoración del 70 aniversario de la autoliberación del campo de exterminación de Mauthausen donde fueron asesinados más de 7000 republicanos del Estado español, y otros campos, así como del fin de la II Guerra Mundial, el dirigente del Grupo Popular aseguró que “pocos debates se pueden presentar en el que se pongan de manifiesto todo lo que supone la defensa de la civilización y este es uno de ellos”. “Lo es porque la defensa contra la barbarie totalitaria es la defensa de los principios democráticos sobre los que asentamos nuestra convivencia”, añadió el diputado del PP.

En este sentido, recordó que “lo sufrimos en el siglo XX y esta generación tiene esa la obligación moral, universal de que no se vuelva a repetir”. “Por eso, en su opinión, este debate no prescribe, este debate siempre es de actualidad, porque los hombres buenos siempre tenemos que estar alerta para denunciar los nuevos conatos totalitarios allí donde aparezcan”.

“SU HISTORIA DEBE SER CONOCIDA Y SU TESTIMONIO SUBRAYADO”

A su juicio, “es importante reconocer a todos aquellos que nos precedieron en esta lucha, por eso es importante otorgarlos un lugar central dentro de la democracia, por eso deben convertirse en un referente para las generaciones futuras”. “Su historia debe ser conocida, sus obras y omisiones muy humanas deben ser estudiadas, su testimonio debe ser subrayado”, aseveró García Hernández, quien añadió que “debemos tener la necesaria libertad para mirar al pasado, para que de ella surja la verdadera justicia, la verdadera concordia y seamos una civilización más plena y humana”.

El dirigente del PP aseguró que “el papel central de las víctimas en cualquier democracia viene antecedido de su derecho a la memoria, a la dignidad, a la justicia y a la verdad”.

Así, García Hernández manifestó su alegría por el hecho de que en la Comisión Constitucional “esta Proposición no de ley fuera aprobada por unanimidad hace una semana, mostrando el acuerdo unánime de donde está el conjunto de la sociedad española que mira al pasado con el perdón, al presente con la reconciliación y la aceptación y al futuro con la justicia”.

En este sentido, el dirigente del PP consideró que “es muy difícil entender que cualquier grupo quiera apartarse de este homenaje que rendimos a los españoles de Mauthausen”. “Como si fuera un tema que no perteneciera a todos y sólo perteneciera a uno”, destacó García Hernández a la vez que se preguntó que “si es así no podemos dejar de preguntarnos el por qué de ésta actitud”.

La delegación española que asistió al acto de homenaje a las víctimas de Mauthausen estuvo presidida por el Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, en prueba de la solemnidad y relieve que se quiere dar al LXX aniversario de la liberación.

Así, el dirigente del PP afirmó advirtió que “no eso sólo esto, es la sucesión de más de 11 normas que han variado el Código Civil desde el año 1982 hasta la reciente de la Memoria Histórica y de los Sefardies, para que puedan optar y recuperar la nacionalidad española todos aquellos que por diversas causas la perdieran”.

“Son más de 20 iniciativas que han buscado la recuperación jurídica, material y social de todas aquellas víctimas de estos regímenes”, subrayó el diputado popular, a la vez que afirmó que es “sobre todo la Constitución Española de 1978 que culmina todos los esfuerzos históricos de España para que unos no vivamos de espaldas a otros, una constitución de la concordia y del pluralismo político, de la libertad, de la justicia y que nos reúne bajo ese símbolo fabuloso que es la bandera constitucional y no otra”.

Finalmente, aseveró que “no podemos dejar de condecorar a estos españoles, porque además recuerdan algo que no se va a poder borrar y que muestra esta foto, estos señores creían en un mañana mejor, de reconciliación y de pluralismo señalando a los verdaderos fanáticos.